Ronaldo: «Irme no tenía ninguna lógica»

Cristiano Ronaldo, en Dubai
Cristiano Ronaldo, en Dubai

«Quería quedarme en este equipo, salir no tenía ninguna lógica, porque estoy en el mejor club del mundo, me sentía bien, querido por las personas, por el presidente, por los aficionados», asegura.

Cristiano Ronaldo todavía no tiene el Balón de Oro, pero ya ha recibido el Globe Soccer, un premio que se entrega en Dubái y que le reconoce como el mejor jugador del año. El portugués, además, ha sido nombrado personalidad del año por el diario portugués «A Bola». Un premio que ya recibió en 2006. En una entrevista publicada en ese diario, el portugués asegura que él se daría el Balón de Oro cada temporada. «No sé si lo merezco o no. Quizá sí, como el año pasado o como hace dos años, creo que merezco ganar todos los años, a mí me gusta ganar siempre, pero sé que no depende de mí. A veces se gana y otras se pierde», explica el jugador portugués. «Los números hablan por sí solos», añade.

El máximo goleador mundial del año 2013 se siente «contento» por ser el futbolista mejor pagado del mundo. Pero no fue eso lo que le convenció para continuar en el Santiago Bernabéu. «Había otros temas, el proyecto de futuro, lo que el Madrid podía ganar con mi presencia, y por eso llegamos a un acuerdo. Siento que éste es el club adecuado para mí», asegura. «Quería quedarme en este equipo, salir no tenía ninguna lógica, porque estoy en el mejor club del mundo, me sentía bien, querido por las personas, por el presidente, por los aficionados», añade.

A Cristiano no le pesa la responsabilidad. «No considero que cargue con el equipo a mis espaldas», asegura. Aunque su representante, Jorge Mendes, no está de acuerdo. Mendes cree que el rendimiento de CR7 sería superior «en el mejor equipo del mundo, el Barcelona». «Si jugase en el Barcelona marcaría 120 goles por año. El mejor jugador del mundo en el mejor equipo del mundo», asegura. «La fuerza de su trabajo, su calidad, su ambición y su determinación son la única posibilidad del Real Madrid de aproximarse al nivel del Barça», añade el agente portugués.

Desde 2009, cuando Cristiano llegó al Real Madrid, las distancias con el Barcelona «se acortaron», afirma Mendes. «Sería imposible con cualquier otro jugador. Marca más de cincuenta goles por temporada y es un extremo», argumenta.

Mendes no tiene dudas de que su representado es el mejor jugador del mundo e incluso de la historia. «Es imposible que surja otro como él en los próximos 500 años. Cuando Ronaldo acabe su carrera, no habrá nadie con el que pueda ser comparado», insiste. El representante portugués está convencido de que el Balón de Oro de esta temporada debe ser para Cristiano. «Ha sido el mejor este año y también en los anteriores. Es el más completo, porque juega bien con el pie izquierdo, con el derecho y de cabeza, se sacrifica por el equipo. Aunque lo reconozcan como el mejor del mundo es poco, porque es muchísimo más que eso, está varios niveles por encima», afirma. No por casualidad, Ronaldo asegura que Mendes es para él «la persona más importante en el fútbol».