Deportes

Rusia vence a Estados Unidos en la final por equipos en medio del “misterio Simone Biles”

La mejor gimnasta del mundo participó en salto, donde no tuvo una buena actuación, y se retiró de la final sin aparente lesión. Los norteamericanas fueron plata y Gran Bretaña, bronce

Biles participó en la final en el concurso de salto, y después se retiró
Biles participó en la final en el concurso de salto, y después se retiróGregory BullAP

Rusia amenazaba la supremacía de Estados Unidos en gimnasia. Campeonas por equipos en 2012 y en 2016, ya con Simone Biles como líder, las norteamericanas se tuvieron que conformar esta vez con la plata, aunque pelearon hasta el último momento por el oro pese a no contar con su estrella. Como, ¿que no estaba Biles? Sí, pero no. La gimnasta de Ohio, la leyenda de su deporte, comenzó en la prueba de salto y no hizo un buen papel, con una nota de 13.766, un punto menos que en la preliminar. Algo pasaba, pese a la potencia que muestra siempre, le faltó una pirueta al ejercicio que tenía previsto, bajó la dificultad y la valoración fue floja. No estaba contenta. Se puso el chándal y no volvió a participar mientras se desataban las especulaciones de si podía haber una lesión, que si el tendón de Aquiles... Y en los medios estadounidenses hablaban de que era un problema más psicológico. “No fue un día fácil ni el mejor, pero lo superé”, escribió en su Instagram en la previa Simone Biles. “Realmente siento que a veces tengo el peso del mundo sobre mis hombros. Sé que lo olvido y hago sentir que la presión no me afecta, pero maldita sea, ¡a veces es difícil jajaja! ¡Los Juegos Olímpicos no son una broma! PERO estoy feliz de que mi familia haya podido estar conmigo virtualmente; ¡significan mucho para mí!”, añadió. Biles se ha quedado como gran estrella de los Juegos de Tokio, como su imagen. Ya lo era en Río, pero compartido con Usain Bolt y Michel Phelps.

El caso es que se quedó en el pabellón y se la vio dar consejos a sus compañeros, saltar de alegría cuando les salía un buen ejercicio e incluso felicitar a sus rivales cuando lo hacían bien. Pero no competir. Estados Unidos llegó a la última rotación con opciones, por los errores de su rival en la barra de equilibrios, pero Rusia resistió. Con ese nombre nunca había sido campeona por equipos en gimnasia. Buen o, esta vez en realidad tampoco porque compiten como ROC (Comité Olímpico Ruso) por las sospechas de dopaje de estado que hay en el país y que ha dejado sin competir a muchos de sus deportistas. Biles no tardó en ir con las rusas para darles un abrazo y felicitarlas. El bronce fue para Gran Bretaña en el último momento.