La España de Iniesta

La RazónLa Razón

Se retiró Xavi, el guardián del estilo de la Selección, y la pregunta era: ¿quién ocupará su lugar? Responden Andrés Iniesta y Santi Cazorla: nadie. «Es un jugador único, pero hay gente preparada y capacitada para sustituirle. España está preparada para salir adelante sin Xavi», dice el medio del Arsenal. «No hay un jugador como Xavi; lo importante cuando no está uno es que los demás intentemos dar lo mejor de nosotros mismos para que la Selección siga creciendo e intentar que siga siendo una selección campeona», comentó su ex compañero en el Barcelona, su socio, que el pasado mes de mayo cumplió 31 años y que es el nuevo líder de la Selección y de su equipo, el Barcelona. España ya no tiene a Xavi, pero sí a Andrés. En realidad, el albaceteño siempre ha sido un poco líder, pero en el campo, por su forma de jugar, y ahora también lo está siendo fuera. En el Barça, fue Iniesta quien más escuchó a Pedro en la pretemporada, cuando el «7» tenía problemas, sabía que no iba a tener muchos minutos y quería marcharse; y el que dio el paso adelante de pedir al club que le facilitara una salida, como confesó el canario en una entrevista a «Marca». Desde hace tiempo, además, es el encargado de dar la cara ante los medios antes de partidos delicados como los clásicos contra el Real Madrid, y ayer lo hizo con el España-Eslovaquia. Ha comenzado la temporada como acabó la anterior: de forma espléndida, como dueño del centro del campo. Ya ha levantado su primer título como capitán del Barça: la Supercopa de Europa. Ante la importancia que han tomado Suárez, Neymar y Messi en ataque, su papel ahora es de pasador más que nunca. «Jugando de interior, a veces intento hacer lo que pide el partido; es verdad que un poco más ofensivo es diferente, pero lo importante es encontrarse bien para poder hacer lo que el equipo necesita», confesó ayer. Aunque el pase siempre fue lo que le distinguió, es el autor del gol más importante en la historia de la Selección, el que sirvió para conquistar el Mundial de Suráfrica. Es de los que sobrevive a la Eurocopa lograda en 2008, esa época en la que su liderazgo lo demostraba en el césped. Hoy jugará su partido número 105 con la Roja.