Fútbol

La selección española femenina quiere hacer historia ante la poderosa Estados Unidos

Las jugadoras de Jorge Vilda, tras el último entrenamiento antes del partido ante Estados Unidos
Las jugadoras de Jorge Vilda, tras el último entrenamiento antes del partido ante Estados Unidos

Nos enfrentamos a las mejores pero las estadísticas están para romperlas», dijo Jorge Vilda en la sala de prensa del Stade Auguste -Delaune. Allí, en la ciudad de Reims, la selección española tiene hoy una cita con la historia. Se enfrenta a EE UU, la mejor selección del planeta en octavos de final. «Sabemos que son las número uno del ranking. Mucha gente dice que son las favoritas o que nos pueden arrasar. Yo tengo la suerte de entrenar a 23 jugadoras que se van a dejar la vida en el campo y eso es un privilegio», apuntó el seleccionador. «Debemos ser nosotras mismas. Sé que cuesta más ante grandes selecciones y es algo que debemos poder contrarrestar. Si sólo vemos camisetas blancas en vez de grandes estrellas tendremos mucho andado», añadió.

Estrellas son precisamente lo que no le faltan a la selección estadounidense. Las «yankees» lucen tres en su pecho y en Francia quieren revalidar la corona de campeonas del mundo. Las de Jill Ellis van camino de conseguirlo. Dieciocho son los goles que han anotado en la fase de grupos y su portera, Alyssa Naeher, aún no sabe lo que es recoger un balón de dentro de la red. «Ya hemos jugado contra grandes jugadoras y hay que afrontarlo como un partido más. Sabemos de su capacidad de gol, pero también de lo que nosotras somos capaces de dar. Todas somos capaces de plantar cara», dijo Marta Torrejón, una de las capitanas de la selección. La jugadora del FC Barcelona vivió el histórico pase a octavos desde el banquillo, pero esta tarde la futbolista con más internacionales del combinado nacional volverá a la titularidad. A la de Mataró le tocará bailar con las dos estrellas estadounidenses: Alex Morgan y Megan Rapinoe. «Baby Horse», como apodan cariñosamente a Morgan, estará en el once titular. La de Orlando, que arrastraba molestias en el gemelo del partido contra Suecia, ha conseguido llegar a tiempo.

La jugadora más influyente del mundo y férrea defensora del feminismo, es una de las grandes amenazas para las de Jorge Vilda. «Tiene muchísima experiencia y aunque ha probado que es una de las mejores del mundo, sigue insistiendo en desarrollar su juego, que es rompedor y diferente», dijo Celia Jiménez. La ingeniera aeronáutica de la Roja habla de Megan Rapinoe, su compañera de equipo en el Seattle Reign y capitana del combinado estadounidense. «Siempre me ha ayudado muchísimo en sesiones de vídeo, dándome consejos... Seguramente antes del partido nos vacilaremos un poco», confesó Celia. Será la segunda vez en la historia que España se enfrente a EE UU.

La primera vez que ambas selecciones se vieron las caras fue el pasado mes de enero en tierras alicantinas y las nuestras cayeron por cero goles a uno, pero desde entonces «el equipo ha ido a más en cuanto a juego y competitividad», señaló Jorge Vilda.Ante la todopoderosa EE UU, España quiere seguir demostrando que no se achanta y que cada vez se está más cerca de los grandes. Frente a Alemania ya lo demostraron y a punto estuvieron de dar la sorpresa. «El fútbol femenino en España está creciendo muchísimo. Vilda quiere seguir desarrollando el fútbol español en categoría absoluta. Las jugadoras que están llegando tienen mucho talento y muchas tienen experiencia en finales de la Champions. Eso dice mucho de cómo está creciendo», destacó Jill Ellis. En un estadio que presentará el cartel de no hay billetes y donde se espera superar los 35 grados de temperatura, España quiere hacer historia. El camino no será nada fácil ante la mayor potencia del fútbol femenino, pero las de Vilda tienen que jugar sus cartas. Blaise Pascal, filósofo y escritor francés, dijo que «la grandeza de un hombre consiste en saber reconocer su propia pequeñez». España sabe que no es favorita, pero como dijo Vilda: «Las estadísticas ...»