Medidas desesperadas

Fernando Alonso está contento con las novedades que su McLaren estrena en Montmeló. Red Bull y Renault se pelean por Carlos Sainz para el próximo año.

Fernando Alonso está contento con las novedades que su McLaren estrena en Montmeló. Red Bull y Renault se pelean por Carlos Sainz para el próximo año.

El Gran Premio de España se presenta con dudas debido a la incertidumbre que provocan el rendimiento de los neumáticos, el nuevo asfalto del trazado catalán y las diferentes temperaturas que encontrarán los pilotos entre hoy y mañana. Los Mercedes fueron los más rápidos en las dos sesiones libres, pero muy cerca estuvieron Vettel, Ricciardo y Verstappen. Muchas de las miradas se centraron en las novedades que presenta el McLaren de Alonso, sobre todo con la incorporación de un nuevo morro que incluye una combinación de ideas casi calcadas de otros equipos como Mercedes, Red Bull, Ferrari o incluso Sauber. En el primer entrenamiento, Fernando alcanzó el sexto puesto, pero lejos de que este dato no importe demasiado debido a que el resto de los rivales también hacen pruebas, lo mejor es que el propio asturiano reconoció la mejora en la carga aerodinámica. «Vamos en la dirección correcta, que siempre es positivo. Luego tendremos que ver el resultado, pero hemos probado muchas cosas, no sólo el morro», explicó. Un morro en cuyo diseño han tenido mucha participación los diseñadores españoles de la escudería inglesa bajo la supervisión de Peter Prodromou: Pedro Gómez e Iván Roldán. El McLaren ha mejorado y algunos de sus rivales, como Renault, no parecen haber dado el paso adelante esperado.

Fuera del asfalto, Carlos Sainz también fue protagonista, porque se encuentra en medio de una importante partida de ajedrez. Es el recambio que quiere Red Bull en caso de que uno de sus pilotos, Ricciardo, abandone el equipo el próximo año. Pero a su vez quieren mantener a Renault como suministrador de motores, para lo que los franceses exigen la permanencia del madrileño. Lío a la vista y la retirada de Alonso, en un horizonte más cercano de lo previsto.