MENÚ
miércoles 18 julio 2018
09:09
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Payet ya no es un demonio

El jugador del Marsella ha calmado su carácter con los años y está preparado para competir contra el Atlético en la final de la Liga Europa

  • Centrocampista del Olympique Marsella, Dimitri Payet.
    El centrocampista del Olympique Marsella, Dimitri Payet. EFE/Mariscal

Tiempo de lectura 4 min.

16 de mayo de 2018. 20:23h

Comentada
Domingo García Lyon. 16/5/2018

¿Se puede confiar en un jugador que amenaza a su equipo con autolesionarse si no le dejan salir? El Marsella lo hizo con Payet y todos están felices y esperanzados de ganar la final de la Liga Europa. “Si no me venden me romperé yo mismo los ligamentos”, fue la amenaza del internacional francés al West Ham, donde no quiso volver a jugar tras la Eurocopa de Francia en 2016, aunque tuvo que esperar hasta enero de 2017 para regresar al Marsella. En Inglaterra se aburría, confesó. Y sus amenazas no se limitaron a sus rodillas. “Juro sobre la cabeza de mi pene que no volveré a vestir la camiseta del West Ham”, llegó a decir.

Payet es un jugador de carácter complicado que se ha ido relajando con los años. Cuando jugaba en el Saint Ettiene dio un cabezazo en pleno partido a su compañero Blaise Matuidi, que le estaba reprochando su falta de atención durante el encuentro. Payet fue sancionado de manera simbólica por el club. Para entonces ya había hecho un viaje de ida y vuelta a la Isla Reunión. Llegó muy joven a la cantera del Le Havre, donde nunca se adaptó, y decidió regresar a casa. El Nantes lo recuperó para el fútbol francés, pero no consiguió domar el demonio interior del jugador.

El de Marsella también es un camino de ida y vuelta. Antes de marcharse al West Ham ya había jugado en el equipo marsellés a las órdenes de Marcelo Bielsa. “Comencé a llegar al alto nivel con Bielsa”, reconoce el jugador. Aunque su relación no siempre fue sencilla. “En mi primera broma me apartó del grupo. No le teníamos miedo, pero sabíamos que podía tomar decisiones muy duras”, reconoce el jugador. Sin embargo, está muy agradecido al trabajo del técnico argentino. “Con él tenía realmente la sensación de que confiaba en mí”, reconoce. Lo primero que hizo Bielsa al llegar fue enseñarle un vídeo con algunas de sus mejores jugadas, detalles de calidad que anunciaban a un futbolista. “Quiero que hagas esto durante todo el año”, le dijo. Y funcionó. “La temporada que estuve con él me enseñó una nueva forma de trabajar que me llevó a mi mejor nivel”, explica.

Su actual entrenador, Rudi García, también lo considera un jugador fundamental. Ahora, con más experiencia y más calma, es uno de los capitanes del equipo. “Payet tira del equipo hacia delante”, reconoce su técnico. Él también valora el trabajo de Rudi con el equipo. “Yo ya le conocía de los años en Lille y creo que el míster nos aporta su carácter. El equipo está hecho a su imagen y hace gala del rigor que nos ha imprimido desde el comienzo de la temporada. Eso explica la metamorfosis que hemos sufrido. El equipo está concentrado al cien por cien”, asegura Payet.

El número “10” del Marsella ha estado lesionado en las últimas semanas, pero ni él ni su entrenador dudan de su presencia sobre el césped. “Payet va a estar ahí”, dijo su técnico en la última conferencia de prensa previa al partido. “Estoy bien, voy a estar listo para jugar”, amenaza Payet.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs