Deportes

Hípica

El último baile de "Quántico"

Juan Matute Guimón despidió en la pasada Ifema Madrid Horse Week a un caballo emblemático en el mundo de la Doma Clásica

Juan Matute y "Quántico"
Juan Matute y su padre, en la pasada Ifema Madrid Horse WeekMatu

Uno de los momentos más intensos de la Ifema Madrid Horse Week fue el último baile de Juan Matute con su fiel "Quántico". Fue el adiós de un caballo emblemático en el mundo de la Doma Clásica, el compañero por excelencia cuadrilongo de Juan Matute Guimón. Debutaron en un Gran Premio en 2016 en Wellington y un año después lograron el bronce en el Campeonato de Europa de Doma Clásica de jinetes sub'25. Compitieron en los Juegos Ecuestres Mundiales de Tryon en 2018 representando a España y en 2022 estuvieron en la Final de la Copa del Mundo.

""Quántico" llegó a mi vida como un relámpago con siete añitos, hace diez. Era muy sensible y complicado, tenía orígenes de salto y físicamente su cuerpo no le favorecía nada para la Doma. Con el paso de los años nos hemos compenetrado y ha sido una historia muy bonita. Es un caballo con duende. Se trata de un animal con personalidad y carácter, pero con gran corazón. Ha sido fundamental en mi carrera y espero que sirva de inspiración para demostrar que con esfuerzo y trabajo los éxitos llegan", asegura el jinete.

"Ahora estará de vacaciones unas semanas... prado, paseos... Mi padre lo montará modo light, va a ser el caballo de disfrute de mi padre. De vez en cuando me subiré yo un poquito para mantenerlo en forma y no perder ese vínculo que tenemos", afirma Juan. Y rememora el último baile en Madrid: "Fue muy emocionante. Soy muy perfeccionista y he de reconocer que no nos salió la prueba como me hubiera gustado. Aún así estoy muy agradecido de haber competido en una Copa del Mundo en mi ciudad ¡Fui el único jinete madrileño! Toda la experiencia fue un gran orgullo. Se me escapó más de una lagrimilla rememorando nuestros diez años juntos", afirma el jinete capitalino. Para el futuro más inmediato, "tengo cuatro promesas, entre ellos, “Navaltocon”, con el que estoy compitiendo esta semana en el SICAB y con el que ya he debutado internacionalmente. Es un caballo que tiene momentos brillantes. Para 2024 también tengo un misil entre manos, cuyo nombre es “Lexus”, que actualmente cuenta con siete años y es raza KWPN. Es jovencito, pero con un talento descomunal. Mi tercer caballo es “Centurión”, que es un Holsteiner testarudo, pero que me tiene muy ilusionado. El cuarto es “Tentadero”, PRE como “Navaltocon” y con mucha calidad. La próxima temporada pinta interesante y “Quántico” tiene dignos sucesores".