Deportes

Hípica

Morgan Barbançon, una clásica en la Ifema Madrid Horse Week

La amazona francesa compitió en categorías inferiores con España. Esta edición es su sexta presencia en IFMW

Morgan Barbançon
Morgan BarbançonOxer/Ifema

Morgan Barbançon Mestre es una amazona española, suiza y francesa que corrió por España en categorías inferiores. Fue diploma olímpico en los Juegos de Londres y cuarta por equipos con España en el Europeo Absoluto de 2015. Entonces, competía con el mítico semental «Painted Black», con el que ese año fue octava en la final de la Copa del Mundo de Doma Clásica. En los Juegos de Tokio ya compitió por Francia y este fin de semana está concursando con éxito en la Copa del Mundo de Doma Clásica sobre «Sir Donnerhall II Old». «Me encanta competir en Madrid y en la Madrid Horse Week. Hay muy buen ambiente, el público es genial, la organización es muy correcta, todo sale bien. Es mi sexto año y quiero seguir viniendo siempre que se haga».

Morgan detalla cómo tiene su cuadra. «Antes vivía en Suiza, ahora estoy instalada en Bélgica que es una ubicación más estratégica para todo el tema ecuestre en cuanto a competiciones se refiere. Tengo mis caballos de competición y de comercio. Aquí tengo también alojados a mis clientes. De Madrid vamos a Estocolmo y tengo Londres también en mi lista. Aún tengo que hacer el plan para la temporada 2024», asegura.

Una de las claves de su éxito está en el «apoyo de mi familia, que siempre están conmigo. Mis padres especialmente, pero también mi hermana, mi equipo, mi mozo, mi entrenador… Todo el que se ocupa de mis caballos a diario. Sin ellos, todo esto no sería posible. Creen en mi, y eso me ayuda mucho. Ver a mi madre a pie de pista por ejemplo es algo que me hace mucha ilusión».

A la hora de competir, Barbançon no es una amazona con muchas manías. «No tengo muchas... pero me gusta trenzar yo a mi caballo, estar con él un rato a solas de modo tranquilo, hablarle, darle zanahorias… Siempre pongo mi bota izquierda antes que la derecha, así que sí, quizá tengo alguna manía (risas)».

Para los jóvenes jinetes Morgan Barbançon es un referente. «A lo más jóvenes les diría que este es un mundo difícil en el que hay que trabajar mucho. Hay que respetar a los caballos, insistir e insistir y seguir practicando hasta que salgan los resultados. Con esfuerzo, dedicación y cariño a los caballos, los resultados llegan». La clave también es «seguir trabajando y no abandonar cuando las cosas se tornan difíciles. Hay ejercicios que cuestan, lesiones que llegan a los caballos en momentos inesperados, pero el secreto está en no tirar la toalla». Lo que está demostrando precisamente en Ifema Madrid Horse Week.