Economía

Un Ibex en verde continua a la cola de Europa

Los principales índices del viejo continente han vuelto a mostrar indecisión, tras empezar la última sesión de la semana y del mes con leves caídas que consolidan lo ganado en el mes

La jornada ha arrancado sin referencias de Wall Street, que ayer estuvo cerrado con motivo de la celebración del Día de Acción de Gracias. Hoy solo está abierto media sesión donde la incertidumbre sigue poniendo en duda las principales plazas bursátiles. La indecisión en las relaciones comerciales entre EEUU y China siguen lastrando el mercado internacional, después de que Estados Unidos haya firmado el decreto en apoyo a las protestas de Hong Kong. Los principales índices del viejo continente han vuelto a mostrar indecisión, tras empezar la última sesión de la semana y del mes con leves caídas que consolidan lo ganado en el mes.

Publicidad

En lo que se refiere al Ibex35, aunque la situación geopolítica no ha sido favorable para el mercado, lo cierto es que el selectivo nacional ha encadenado su tercer mes consecutivo de ganancias, donde ha avanzado más del 1%. Aun así el camino que queda por recorrer, para ponerse al mismo nivel que el resto de Europa y Estados Unidos, es grande.El resultado alcista en el mes queda por debajo de lo ganado en el resto de Europa, situado cerca del 3%. El mes de noviembre queda marcado a nivel nacional por las elecciones y el posterior pacto de Gobierno entre PSOE y Podemos.

Entrando en más detalle, MásMóvil se dispara un 4,5% y es el valor más alcista de la jornada. Telefónica repite las subidas ya celebradas. La compañía de telecomunicaciones anunció al cierre de la sesión de ayer una histórica reestructuración orgánica, concentrando la actividad en sus cuatro grandes mercados y disminuyendo la exposición a latinoamérica. Mientras que en la sesión de hoy Telefónica Brasil ha traspasado 1.909 torres de telecomunicaciones a Telxius, por un importe de 140 millones de euros. En el otro lado de la moneda, IAG y Grifols encabeza las caídas con recortes superiores al 1%.

En el mercado de deuda pública, el bono alemán a diez años disminuye su rentabilidad al -0,36% mientras que el interés del bono español ofrece posiciones similares cediendo al 0,4%. La prima de riesgo asciende cerca de los 75 puntos básicos con respecto a renta fija alemana.