El Gobierno obligará a las plataformas digitales a registrarse

Tendrán que inscribirse y ser fiscalizadas. Quiere aflorar el número empresas y trabajadores en España

La hoja de ruta del Gobierno en materia de empleo pasa por el ambicioso y nada despreciable objetivo de la consecución de un trabajo digno para todo el mundo. De ahí que esté dispuesto a poner coto también al empleo precario que pulula por internet. Para ello, estudiará antes del verano, en el marco de la concertación social con sindicatos y patronal, la creación de un registro obligatorio para las plataformas digitales, según confirmaron a LA RAZÓN fuentes gubernamentales.

Con su inscripción, se podrá cuantificar con exactitud el número de trabajadores que emplea la red, así como el número de plataformas que operan en España, datos que, en estos momentos, se ignoran al no existir un registro propio de las mismas. No obstante, existen algunos estudios de las centrales sindicales que apuntan a que unas 600.000 personas obtienen sus ingresos mensuales de plataformas on-line.

De momento, este debate aún se halla en una fase embrionaria. Por eso todavía está por definir de qué organismo dependerá este registro. Eso sí, las partes implicadas apuestan por implantar su obligatoriedad para poder combatir con mayor agilidad los falsos autónomos que emplean las plataformas digitales de cualquier tipo, gracias a conocer cuáles son y a qué se dedican.

Pese a ello, el Ministerio de Trabajo se muestra prudente y cauto «por respeto a las negociaciones con los agentes sociales» y prefiere no avanzar oficialmente los contenidos de la segunda etapa del diálogo social. Mientras, los sindicatos no tienen ningún problema a la hora de admitir públicamente que esta cuestión estará encima de la mesa de la concertación.

De hecho, serán las organizaciones sindicales las que propongan la inclusión del debate sobre las plataformas digitales en el marco del diálogo social que mantienen con la patronal y con el Gobierno. En concreto, lo plantearán en su segunda fase, cuando se entre a estudiar cómo debe ser el Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI, una vez concluida la derogación de la reforma del mercado laboral acometida por el Ejecutivo popular.

No obstante, los sindicatos han tendido puentes ya sobre esta cuestión con el Ejecutivo, que no sólo ha recogido el guante sindical, sino que está dispuesto a ir más allá y exigir el cumplimiento de la ley y, por tanto, la aplicación a estos trabajadores de los convenios colectivos sectoriales que corresponda a cada actividad online. En este sentido, Gonzalo Pino, secretario de Política Sindical de UGT, pide al Gobierno que desoiga los «cantos de sirena» de determinados «lobbys», que dice son contrarios a los derechos de sus trabajadores.

Además de crear el registro de las plataformas digitales, el Ministerio de Trabajo reforzará las inspecciones y actualizará las sanciones para luchar contra los falsos autónomos, previstas ya en el Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2020.

En ese sentido, la aplicación de este Plan Director en plataformas digitales y comercio electrónico ha supuesto la realización de 113 inspecciones, que han dado como resultado 9.005 altas en la Seguridad Social de falsos autónomos como trabajadores por cuenta ajena. Además, se han detectado 461 infracciones y se han recuperado más de 16 millones de euros a través de liquidaciones de cuotas a la Seguridad Social.

En este escenario, Carlos Gutiérrez, responsable de Juventud y Nuevas Realidades del Trabajo de Comisiones Obreras, considera “la punta del iceberg” la precaria situación laboral de los trabajadores de las plataformas de reparto, como Glovo.

El abanico de actividades que operan por internet es inmenso y, en contra, de lo que se podría pensar no sólo abarca trabajo de escasa cualificación. Muy al contrario. En este contexto, el sindicalista de CCOO Carlos Gutiérrez advierte de que una gran parte de plataformas emplean profesionales cualificados a cambio de tarifas ínfimas, como arquitectos, diseñadores gráficos, informáticos... “La lista es larga”, avisa.