Coronavirus

España descarta los vuelos de verano sin cuarentena con Italia, Francia y Alemania

El Gobierno no quiere adelantar cuándo terminarán las restricciones a los viajeros europeos. Berlín auspicia el lunes una reunión para la vuelta progresiva del turismo

llegada pasajeros aeropuerto Barcelona
Un pasajero procedente de un vuelo de Londres, llegó este mediodía al aeropuerto de Barcelona ataviado con un mono protector y máscara antigás, hoy viernes que entra en vigor en España la cuarentena obligatoria para todos los viajeros procedentes del extranjeroAlejandro GarciaEFE

Alemania ha convocado este próximo lunes a 10 países europeos, entre ellos España, para comenzar un diálogo sobre el levantamiento progresivo de las restricciones a los viajeros. Una reunión que se produce después de que Bruselas haya defendido esta pasado miércoles la apertura paulatina de las fronteras interiores europeas entre países con una evolución positiva y situación epidemiológica similar y se haya mostrado en contra de cuarentenas generales como las puesta en marcha por España. El Ejecutivo comunitario intenta, de esta manera, salvar en lo posible la temporada turística, un principio que también comparte Berlín. En la reunión participarán, además de España, Bulgaria, Malta, Grecia, Italia, Chipre, Croacia, Eslovenia y Portugal.

Antes de este encuentro auspiciado por el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, su homóloga española, Arancha González Laya, considera que la reunión del lunes será sólo el comienzo del proceso ya que de momento “no se puede poner la mano en el fuego” sobre cuándo será posible la apertura de fronteras . Según la ministra, todo depende de la evolución de las medidas de desescalada de los diferentes países. En unas declaraciones tras el Consejo de Exteriores con sus homólogos europeos, González Laya no quiso aventurar ayer si este paso podrá producirse el 15 de junio, tal y como pretende Berlín.

La titular española tampoco quiso adelantar cuando levantara el Gobierno la cuarentena –de una duración inicial de 14 días– a todos los viajeros europeos, pero insistió en que es una medida de carácter “temporal “ ante el peligro de importar casos desde fuera del territorio español. Bruselas considera, sin embargo, que no tiene sentido aplicar la cuarentena a países que han puesto en marcha medidas de confinamiento similares y que incluso pueden tener menos casos que el lugar de llegada. A pesar de esto, el Ejecutivo comunitario no tiene competencias sobre fronteras ni sanidad y, por lo tanto, su labor se limita a aconsejar a los países europeos. La decisión española ha levantado muchos recelos en el club comunitario Francia incluso ha impuesto un aislamiento recíproca a los viajeros procedentes de España. La ministra ha señalado, sin embargo, que muchos otros países europeos habían puesto en marcha cuarentenas antes que de nuestro país se decantara por esta medida.

Cuarentena turística

Esta semana también Italia también mostró sus intenciones de negociar con España, Francia y Alemania la posibilidad de un corredor seguro que eximiese a los viajeros de cuarentenas recíprocas. “Si abrimos el turismo, no podemos exigir que se pongan en cuarentena. Es decir, si viene un turista español 10 días, no le podemos decir que se ponga en cuarentena”, explicaba este pasado lunes la ministra de Transportes italiana, Paola de Micheli, evitando dar más detalles sobre la iniciativa. España, sin embargo, considera que no tiene sentido establecer “cuarentenas de geometría variable” que supongan discriminar a unos países sobre otros. Un principio que, en este caso sí que comparte la Comisión Europea que defiende el levantamiento de restricciones entre los países europeos según datos epidemiológicos y no en relación a intereses económicos o políticos.

De momento, varios países europeos están pactando el establecimiento de corredores seguros de cara a la temporada veraniega. Entre ellos, Lituania, Letonia y Estonia han puesto en macha la conocida como “burbuja báltica”. Se desconoce cuándo España se sumará a una iniciativa de este tipo. Eslovenia ya ha anunciado que reabrirá sus fronteras a partir del 31 de mayo y Alemania ha cerrado un acuerdo con Austria y Suiza a partir de junio para salvar el turismo de los Alpes.