Pisos de bancos: ¿son reales sus rebajas de hasta el 70% o solo un gancho?

Una de estas viviendas le interesa si tiene pocos ahorros y encuentra una ganga, lo cual no suele ser tan habitual, ya que un precio muy rebajado podría deberse a su mal estado

Viviendas rebajadas en Valencia
Viviendas rebajadas en Valencia

Las palabras rebajas y descuentos actúan como potentes imanes. Los compradores se sienten atraídos hacia los carteles y etiquetas que afirman ofrecer un descuento muy atractivo frente a un supuesto precio original más elevado. La sensación de satisfacción por haber encontrado una ganga se trasforma en desengaño al rascar la etiqueta y encontrar que el precio original era más barato que el rebajado. Esta práctica con la que a veces se topan los consumidores en tiendas de ropa, especialmente durante el periodo de rebajas, es similar a la que aplican los bancos con sus viviendas, pero a mayor escala provocando que la decepción del comprador sea también superior.

Debido a la complicada situación que esta atravesando el sector inmobiliario por la crisis del Covid-19, los bancos que cuentan con viviendas en propiedad están lanzando ofertas promocionales para incentivar la compra con las que es posible adquirir miles de pisos y casas con descuentos de hasta el 70%. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones esa reducción del precio se debe a una devaluación por una bajada en los precios de mercado y no a una rebaja real. Antes de picar el anzuelo y lanzarse a comprar una de estas viviendas es necesario sopesar sus pros y contras. Por ello, el comparador Helpmycash ha elaborado la guía “Toda la verdad sobre los pisos de los bancos”, en la que explican en qué hay que fijarse antes de adquirir una de estas viviendas.

¿De dónde proceden estas viviendas?

Estas vivienda son inmuebles que pertenecen a entidades financieras y que estas quieren vender a través de una inmobiliaria, ya sea propia o externa. Los bancos se convirtieron en grandes tenedores de inmuebles sobre todo durante la crisis de 2008 y estas viviendas llegaron a sus manos a través de: embargos a clientes que no pudieron pagar su hipoteca; promotoras que construyeron pisos, no pudieron venderlos, dejaron de pagar los créditos y también les fueron embargados; y, por último, de bancos que fueron absorbidos tras quebrar y con ellos sus activos inmobiliarios.

Ventajas e inconvenientes

Comprar uno de estos pisos le conviene si tiene pocos ahorros y encuentra una ganga, lo cual no están habitual como parece. El principal pro para adquirir una de estas viviendas es que hay bancos que ofrecen hipotecas para financiar el 100% de la compra de sus pisos, a lo que se le puede sumar un mayor plazo de devolución y otras facilidades de pago. No obstante, necesitará tener ahorrado el 12% de su valor para pagar los gastos de compraventa: los impuestos, los aranceles notariales y registrales, etc. Por otro lado, puede que el banco haya tasado el piso que le interesa al comprador hace poco, en cuyo caso no tendrá que pagar nada por este concepto.

Los principales motivos para no querer optar por una de estas viviendas son tres: que pueden estar en mal estado, por el paso del tiempo o por desperfectos ocasionados por anteriores propietarios; pueden tener cargas, es decir impagos pendientes de los que debería hacerse cargo el banco. La solución más sencilla es pedir la nota simple al Registro para asegurarse de que todos los pagos están al día; y quizás el más importante es que los descuentos promocionales no suelen ser reales.

¿A qué se debe esa aparente bajada de precio?

El comparador Helpmycash alerta de que los bancos quieren deshacerse de sus inmuebles, pero no a cualquier precio, ya que su objetivo es recuperar el dinero perdido de las hipotecas no pagadas tras los embargos de la anterior crisis. Por ello, si se encuentra con un descuento desorbitado, por ejemplo del 70%, lo más probable es que en realidad se trate de una simple devaluación del inmueble, pues cuando el banco se quedó con esa vivienda, los precios de mercado eran más altos que los de ahora. Ante la pregunta de si son más baratos estos pisos, la respuesta es no. En definitiva, los bancos venden sus pisos a precio de mercado en la mayoría de las ocasiones e incluso a veces pueden hacerlo por encima de ese precio, aunque es cierto que, de vez en cuando, se lanzan promociones que pueden resultar interesantes.

Cómo saber si el descuento es real

La guía de Helpmycash ofrece tres trucos que pueden ahorrarle comprar una vivienda al mismo precio que las de la zona y en peores condiciones.

-Compare su precio con el de otros pisos: puede entrar en varios portales inmobiliarios y buscar por cuánto se venden viviendas parecidas a la que le interesa que estén por la misma zona y tengan unas características parecidas.

-Compruebe el estado del inmueble: visite el piso tantas veces como sea necesario para comprobar que no haya desperfectos, ya que es posible que se lo vendan más barato por estar en mal estado.

-Busque por cuánto se vendía antes esa vivienda: si el portal inmobiliario le da esta opción, puede consultar cuál fue el precio del piso en los meses anteriores para asegurarse de que realmente lo han rebajado y que no se trata de un ajuste para adaptarse a los precios de mercado de la zona.