Coronavirus

Renfe amplía sus número rojos en 60 millones de euros en mayo y acumula ya pérdidas de 183 millones

El número de viajeros se ha desplomado casi a la mitad en los cinco primeros meses del año por la Covid-19

Granada.- Los trenes Ave de Granada registran 634.000 viajeros en su primer año
Tren Ave con destino a Granada RENFE

Renfe sigue acumulando pérdidas en su cuenta de resultados por la Covid-19. La operadora ferroviario incrementó sus números rojos en 60 millones de euros el pasado mes de mayo y registraba en los cinco primeros meses del año unas pérdidas acumuladas de 183 millones de euros, según las cuentas de la compañía a las que ha tenido acceso LA RAZÓN. Los ingresos de la compañía se han desplomado en lo que va de año un 26,05% con respecto a 2019, hasta los 1.228 millones de euros, cuando lo presupuestado por Renfe eran 1.775 millones de euros, un 30,82% más. La compañía, no obstante, ha sido capaz de recortar sus gastos con respecto a las previsiones desde los 1.579 millones en los que espera incurrir hasta los 1.241 millones.

La división de Viajeros, el motor de la compañía, sigue pagando caro las restricciones a la movilidad que impuso el Gobierno para frenar la propagación del coronavirus tras decretar el estado de alarma. En los cinco primeros meses del año, Renfe transportó 117,5 millones de pasajeros, un 46,47% menos que el año anterior. Esta sección acumula ya unas pérdidas de 145 millones de euros, frente a los 22,94 que ganó hace un año y los 18,45 millones de euros que la compañía tenía presupuestado que ganara en el ejercicio antes de la irrupción de la Covid-19. Sus ingresos hasta mayo sumaron 1.074 millones de euros, un 27,19% menos que hace un año y un 31,77% por debajo de los 1.575 millones que la operadora tenía presupuestados.

Recuperación de la actividad

Superado el estado de alarma, la compañía está reactivando de forma progresiva las operaciones de sus servicios de media y larga distancia. No obstante, apenas su oferta apenas alcanza todavía el 50% en el caso de los Avant y media distancia y el 30% en el de los AVE. Tanto la compañía como el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, han asegurado que la intención es ir incrementando la oferta a medida que se recupere la demanda. No quieren, aseguran, mover trenes vacíos por el alto coste que representa en un momento en que las cuentas no le salen a la operadora y le han obligado a tomar medidas como recortar el variable de sus trabajadores para reducir gastos. Además, para insuflar oxígeno a su balance, el Gobierno ha decidido rebajar los cánones que paga a Adif por el uso de las infraestructuras ferroviarias.

En el caso de Renfe Mercancías y Renfe Fabricación y Mantenimiento, las pérdidas acumuladas hasta mayo en cada cada caso son de 20 millones de euros. En el caso de Mercancías, sus pérdidas prácticamente se han duplicado respecto a los 10,17 millones que perdió en 2019. En el de Mantenimiento, han subido un 312%, pues en 2019 fueron de 4,97 millones.