El precio de la luz se dispara un 17% en el arranque de septiembre

Las exportaciones de electricidad a Francia, que solo tiene un 53% de su parque nuclear operativo, la escasez de viento y el alza del gas elevan el precio de la generación

Las exportaciones de electricidad a Francia, que ha reducido su producción nuclear, y la escasez de viento, que ha obligado a utilizar más los ciclos combinados de gas, ha elevado el precio de la luz en el mercado mayorista en la primera quincena de septiembre un 17 %, alcanzando un nivel de precios similar a 2019.

Según el grupo de consultoría energética ASE, el precio medio diario de la electricidad en el mercado mayorista se ha situado en 42,28 euros/megavatio hora (MWh), un 16,8% más alto que en agosto, colocándose en valores muy similares a los de septiembre del año pasado (42,11 euros/MWh).

A pesar del incremento, el precio de la electricidad en el mercado mayorista, que tiene un peso de casi el 35% en la factura de la luz de los consumidores que tienen la tarifa regulada o PVPC, está un 18% por debajo de la media de los últimos cinco años.

Entre los motivos de la subida de unos precios de la luz, que han estado fuertemente deprimidos en este 2020 por la crisis del COVID-19, están las exportaciones a Francia por las interrupciones en el programa nuclear francés, que están elevando el precio de la electricidad en España y Europa.

A ello, se ha unido que en esta primera semana de septiembre ha escaseado el viento, lo que ha dejado más hueco para los ciclos combinados de gas, a los que afecta la cotización del gas y de los derechos de emisiones de dióxido de carbono (CO2), que también están subiendo.

Las exportaciones a Francia, que sólo tiene un 53% de su parque nuclear conectado, en un momento de poca generación eólica en España explican una subida del precio de entre 1,5 y 2 euros/MWh.

El grupo ASE dice que la evolución del precio para lo que queda de mes también estará sujeta a la meteorología y al impacto de la reducción nuclear en Francia, país donde el precio de la luz en el mercado mayorista está superando algunos días de septiembre los 55 euros/MWh.

La disminución de la producción nuclear coincide con altas temperaturas, que incrementan la demanda eléctrica en Francia, un país que habitualmente exporta electricidad y que ahora está importando de sus vecinos y provocando subidas en todo el continente, con un impacto mayor en los países con los que está mejor conectada, con subidas de alrededor del 25 % en los mercados diarios de Alemania e Italia.

Por lo que se refiere al consumo eléctrico, en España la demanda eléctrica ha estado en los primeros quince días de septiembre un 1,8 % por debajo de la del mismo mes de 2019 y la corregida, que tiene en cuenta las temperaturas y la laboralidad, un 4,4 %.

La producción eléctrica española es un 0,7% superior a la de hace un año por las exportaciones a Francia, si bien la producción eólica, fuente de generación más barata que los ciclos combinados, es un 30% inferior a hace un año.

Por el contrario, ha aumentado la producción con ciclos combinados de gas, que es un 8% superior a hace un año, y la hidráulica, con un 46% más, mientras que la generación fotovoltaica, con un peso del 7,3% en el ‘mix’ eléctrico, crece un 97% frente al año pasado.

La subida coincide también con que en la última semana de agosto comenzaron a incrementarse los precios del gas y su cotización en el mercado europeo de referencia, el holandés TTF, ha subido un 49% respecto a agosto y se sitúa en una media de 10,78 euros/MWh, frente a los 7,23 euros/MWh y muy lejos de los entre 4 y 5 euros/MWh a los que cotizaba entre mayo y julio, recoge EFE.

También el Mercado Ibérico del Gas (Mibgas) ha experimentado un avance del 19 % desde agosto.

No obstante, los analistas del grupo ASE consideran esta subida coyuntural, ya que a partir de octubre se reiniciarán las llegadas de gas natural licuado (GNL) desde Estados Unidos y se reactivará el gasoducto noruego, mientras que el mercado de emisiones de CO2 ha vuelto a superar los 30 euros por tonelada.