Un sentencia reconoce el derecho a la carrera profesional del personal laboral y de los interinos públicos

Un juzgado de Pamplona da la razón a 28 diplomados sanitarios del Servicio Navarro de Salud

Una enfermera atiende a un paciente en la UCI en la sanidad navarraJesús DigesEFE

El Juzgado Contencioso-Administrativo número 3 de Pamplona ha estimado la demanda interpuesta por los servicios jurídicos de la Federación de Sanidad de CC OO y ha reconocido el derecho de 28 profesionales del Servicio Navarro de Salud (SNS), entre las que se encuentran enfermeras, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales, que vienen desempeñando su trabajo en régimen de contratación administrativa o en promoción interna temporal, a la participación en la carrera profesional, con efectos retroactivos de cuatro años.

Esta sentencia “viene a redundar lo que ya han dictaminado diferentes resoluciones del TSJE, en las que el Alto Tribunal Europeo se pronuncia sobre la adecuada interpretación del principio de no discriminación recogido en la cláusula 4.1 de la Directiva 1997/70, que dispone que no podrá tratarse a los trabajadores con un contrato de duración determinada de una manera menos favorable que a los trabajadores fijos”. En opinión de CCOO, esta sentencia “corrige una situación claramente injusta, ya que ahora solamente tiene acceso a la carrera profesional el personal sanitario fijo de los niveles A y B”.

Según ha señalado la Federación de Sanidad del sindicato en un comunicado, Navarra es “la única comunidad de todo el Estado cuyo Servicio de Salud no reconoce este derecho a todo su personal, con independencia de su nivel de adscripción y de su carácter sanitario o no sanitario”. Para el sindicato, “es necesario dignificar las condiciones de trabajo del personal sanitario, y para ello es fundamental la puesta en marcha de la carrera profesional para toda la plantilla”. Asimismo, tal y como ha recordado CCOO, “en Navarra ya existe la carrera profesional para médicos y enfermería, no así para el resto de trabajadores y trabajadoras”. Una situación que ha calificado como de “doble agravio, por un lado respecto a otros territorios, y por otro dentro del propio personal del Departamento de Salud”.

A juicio de CCOO, “impulsar la carrera profesional afectaría a todo el personal de los organismos autónomos sanitarios y afectaría al personal sanitario y no sanitario, fijos y eventuales, y todo ello sin duda facilitará la progresión profesional de miles de personas”. “Estimular y premiar la formación y el aprendizaje, mientras que se valoran los méritos acumulados redunda en una mejor calidad asistencial”, ha defendido el sindicato, para remarcar que “no disponer de una carrera profesional, en muchas ocasiones, frustra la trayectoria de cientos de personas que ven como este hecho podría influir en sus retribuciones, en su reconocimiento y en el esfuerzo que hacen de formación”.

Frente a ello, ha defendido que “tenerla sería una buena y justa fórmula para motivar su implicación y revertir los recortes sufridos en estos últimos años”. Por último, el sindicato ha considerado que “es necesario que esta importante sentencia haga recapacitar a los grupos parlamentarios y al Gobierno de Navarra sobre la situación injusta que se viene produciendo con la carrera profesional”.