Coronavirus

Así es el pasaporte sanitario de las aerolíneas para reabrir las fronteras con seguridad

La IATA y la matriz de Iberia probarán una app con información sobre qué pruebas, vacunas y otras medidas se requieren para viajar, dónde hacerse las pruebas y en la que se comparten los resultados

Un viajero a su llegada al aeropuerto de El Prat de Barcelona, ayer
Un viajero a su llegada al aeropuerto de El Prat de Barcelona, ayerAlejandro GarciaEFE

Para reabrir las fronteras sin cuarentenas y que el transporte aéreo pueda operar de nuevo a pleno rendimiento, los gobiernos deben estar seguros de que están controlando de manera efectiva el riesgo de importar Covid-19 a través de sus aeropuertos. Esto significa tener información precisa sobre el estado de salud de los pasajeros que viajan en los aviones. Crear una plataforma digital para los pasajeros con información sobre qué pruebas, vacunas y otras medidas necesitan antes de viajar, detalles sobre dónde pueden hacerse las pruebas y brindar a los pasajeros la posibilidad de compartir sus pruebas y resultados de vacunación de una manera verificable y segura, protegiendo su privacidad, es la clave para dar a los gobiernos esa confianza de que pueden reabrir sus fronteras sin importar casos de Covid-19. Todo este conjunto de informaciones y requerimientos que, a priori, parecen tan difíciles de ofrecer de forma conjunta son los que, sin embargo, conjuga la IATA Travel Pass, el pasaporte sanitario digital ideado por la mayor asociación del sector aéreo, IATA.

IATA Travel Pass FOTO: La Razon

La IATA Travel Pass es una plataforma que, según la organización, incorpora cuatro módulos interoperables y de código abierto que se pueden combinar para una solución de extremo a extremo. El primero es un registro mundial de requisitos de salud, que permite a los pasajeros encontrar información precisa sobre viajes, pruebas y eventualmente requisitos de vacunas para su viaje. Otro módulo lo integra el registro global de centros de pruebas y vacunación, que facilita a los viajeros encontrar centros de pruebas y laboratorios en su lugar de salida que cumplan con los estándares de pruebas y requisitos de vacunación de su destino. La plataforma también incorpora una aplicación de laboratorio en la que los laboratorios autorizados y los centros de pruebas compartan de forma segura los certificados de prueba y vacunación con los pasajeros. El último módulo lo integra la aplicación de viaje sin contacto y permite a los pasajeros crear un “pasaporte digital”, recibir certificados de prueba y vacunación y verificar que sean suficientes para su itinerario y compartir certificados de prueba o vacunación con aerolíneas y autoridades para facilitar el viaje. Los viajeros también pueden utilizar esta aplicación para gestionar la documentación de sus viajes de forma digital y sin problemas a lo largo de su viaje.

Sistema adaptable

Según la IATA, el sistema ha sido construido utilizando un enfoque modular basado en estándares de código abierto para facilitar su interoperabilidad. La organización asegura que se puede usar en combinación con otros proveedores o como una solución independiente de un extremo a otro, para garantizar que cubre todo el proceso y que el pasajero que embarca está libre de coronavirus.

IATA e International Airlines Group (IAG), la matriz de Iberia, han estado trabajando juntos en el desarrollo de esta solución y llevarán a cabo una prueba para demostrar que esta plataforma combinada con las pruebas del Covid-19 puede reabrir los viajes internacionales y reemplazar la cuarentena. El primer piloto transfronterizo de IATA Travel Pass está programado para finales de este año y el lanzamiento está programado para el primer trimestre de 2021.

Test de antígenos

A la espera de que el pasaporte de IATA puede ofrecer una solución a la vuelta de las Navidades, la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), organización que aglutina el 85% del tráfico aéreo en España, reclamó ayer al Gobierno que revise la obligatoriedad de disponer de una prueba PCR negativa a la llegada a los aeropuertos españoles y se incluyan también los test de antígenos como prueba válida. ALA considera que con la obligación de presentar el resultado de una prueba PCR negativa, que entró ayer en vigor, se pierde una oportunidad para favorecer la conectividad aérea que podría recuperarse con los test de antígenos “debido a su rapidez y facilidad”, y que permitirían además el levantamiento de restricciones que hoy en día siguen en vigor, así como de cuarentenas en otros países. “A las puertas de la Navidad, una época de reuniones familiares y de escapadas por Europa para celebrarla de forma especial, necesitamos soluciones que permitan a la gente seguir viajando de forma segura y fluida”, aseguró el presidente de ALA, Javier Gándara.