“Los políticos siguen cobrando sus sueldos, mientras muchos españoles estamos en ERTE y llevamos meses sin cobrar”

Miles de trabajadores desesperados se movilizan para poder cobrar los ERTE

Protesta de empleados y empresarios de negocios de hostelería delante del ministerio de Trabajo, para reclamar los pagos al SEPE
Protesta de empleados y empresarios de negocios de hostelería delante del ministerio de Trabajo, para reclamar los pagos al SEPELuis DíazLa Razón

“Estoy en un ERTE desde el 14 de marzo y a día 9 de diciembre todavía no he cobrado ni el mes de octubre ni el de noviembre. Tengo dos hijos, mi mujer cobra una pensión de 500 euros y tengo que pagar una hipoteca. Si no cobramos a tiempo, ¿con qué pretenden que paguemos nuestros recibos y demos de comer a nuestros hijos? Esta situación es indignante.” Así comienza el alegato de José Antonio García Hervás en la plataforma Change.org para movilizar a los miles de trabajadores que aún siguen, en plena Navidad, sin poder cobrar las prestaciones correspondientes. La movilización iniciada hace un mes ha logrado recabar ya más de 90.000 firmas y confía en llegar a 150.000 antes de que acabe el año.

“No me vale la excusa de que están saturados. Están jugando con la comida de los demás. Muchas familias dependemos de este dinero para subsistir. Muchos no podemos permitirnos esos retrasos porque no llegamos a fin de mes”, prosigue el testimonio de este trabajador. “Toda la vida trabajando y cuando pasa algo que ni depende de nosotros ni podemos controlar, nos encontramos con fallos tan graves como este. Y me consta que no soy el único, en la gestoría me han dicho que están recibiendo muchísimas llamadas de otras personas en la misma situación”. Por eso, José Antonio lanzó esta campaña que pretende hacer llegar al Ministerio de Hacienda y Función Pública para que este ponga a corriente de pago las prestaciones atrasadas de los ERTE.

El colapso del SEPE tiene a más de 200.000 trabajadores sin ingreso alguno. Alrededor de 300.000 personas siguen sin cobrar el subsidio procedente de los ERTE y todavía siguen sin subsanarse problemas en las liquidaciones de los ERTE correspondientes a unos 500.000 trabajadores, como errores en el número de hijos, cobros superiores o inferiores a lo que le corresponde y otros. En total, casi 800.000 trabajadores enredados por el caos del SEPE ante la falta de personal y la incapacidad del Gobierno para solucionar los problemas.

Así se desprende del último barómetro de los gestores administrativos, correspondiente al mes de diciembre con datos recogidos entre el 21 y el 28 de diciembre, que arrojan unas cifras que “siguen siendo demoledoras”. Según estos datos, 300.000 personas siguen sin cobrar el subsidio procedente del ERTE. De estos, la situación más dramática la viven 205.000 personas están todavía en ERTE y no tienen otros ingresos, mientras otras105.000 personas son trabajadores que estuvieron en ERTE y ya se han reincorporado al trabajo.

Al colapso que se arrastra se suman los incrementos de trabajadores afectados por esta fórmula en la recta final del año. Noviembre se cerró con 746.900 personas asistidas por esta prestación, casi 145.000 trabajadores más que en octubre. Desde este primer repunte en el número de ERTE desde el 30 de abril, cuando alcanzaron su máximo, prueba del impacto de la segunda ola del virus en el mercado laboral, la escalada es continua. Diciembre ha sumado un nuevo aumento de 8.033 personas, hasta los 755.613 trabajadores en ERTE.

En términos absolutos, la hostelería (servicios de comidas y bebidas) concentra prácticamente a una de cada tres personas acogidas a ERTE al cierre de 2020, con 241.390 personas, el 30 % de los afiliados al Régimen General en este sector.