Francisco Sans: «Debemos seguir invirtiendo en industria para no quedar atrás en la lucha contra la Covid»

Mascarillas Béjar apuesta por la Marca España con la creación de su segunda fábrica y la exportación de sus productos a Alemania y Reino Unido

Francisco Sans, presidente de Mascarillas Béjar
Francisco Sans, presidente de Mascarillas Béjar FOTO: La Razón

Mascarillas Béjar se ha convertido en el titán de la fabricación de productos para la lucha contra la Covid. Francisco Sans, su presidente, no solo ha apostado por crear esta firma líder en distribución efectiva, innovación y calidad, sino que además es fundador de la Asociación de Fabricantes de Mascarillas de España, donde se encuentran el 90% de las empresas de fabricación de mascarillas de este país.

–¿Cómo empezaron el 2020 y cómo lo han acabado?

–En nuestro caso, comenzó con la preocupación lógica por un virus que ya daba muestras de virulencia en China y en gran parte de Asia, y en seguida se tornó un año complicado. En apenas tres meses, la pandemia más importante del siglo XXI se apropió de nuestras vidas, así que hubo que aprender en tiempo récord a adaptarse. A punto del primer confinamiento, ya habíamos decidido apostar por las mascarillas. Compramos una primera máquina y decidimos invertir para fabricar en Béjar, en medio de la España vaciada. Continuamos con nueve máquinas más, de las cuales tres son ya FFP2. Desde entonces hasta hoy, nuestra plantilla se ha ampliado hasta superar las 100 personas. Mascarillas Béjar es líder en su segmento y sobre todo un proyecto nacido de la ilusión que tenemos por España y por la Marca España.

–¿Cuáles han sido sus mayores hitos?

–La palabra que mejor define nuestra ilusión es reto. El reto de construir este proyecto y solidificarlos creciendo cada día en 11 meses de manera brutal. Y en esa trayectoria cada mascarilla ha tenido su momento. La quirúrgica IIR es el sello de la casa por su grandísima calidad y sobre todo porque su papel, todavía poco reconocido, en una pandemia es vital. Las NAN300 son un logro de la tecnología y el I+D que demuestra que somos capaces de innovar e investigar, y con la moda española como bandera de la recuperación textil; y las FFP2 son un paso más que consolida nuestra respuesta eficaz ante la tercera ola. Trabajamos para dar soluciones que se necesitan en la prevención de la pandemia en tiempo real. Y para eso hemos creado Textil Béjar.

–¿Cómo ha arrancado Mascarillas Béjar el 2021?

–Con mucha fuerza y ganas. La exportación a otros países como Alemania y UK es un objetivo que hace tiempo teníamos muy claro en el horizonte y que también este mes se está haciendo realidad en el 2021. No somos conscientes del prestigio que tienen los productos españoles en Europa y nosotros no tenemos miedo. Creemos que la respuesta en UK y en Alemania a nuestra calidad en quirúrgicas IIR y FFP2 va a ser muy positiva. Además, son países concienciados, donde se impone y prima la seguridad a la belleza por definición y cuidado sanitario de su población.

–¿Qué nuevos productos se están fabricando en Textil Béjar?

–Nuestra apuesta ha sido, desde el primer momento, poder crear una infraestructura que pudiese abastecer a los centros sanitarios españoles de productos imprescindibles en pandemia y que no tuviesen que depender de importaciones y de las variaciones de la demanda mundial, la caída de stocks o los overbookings del transporte. No podemos volver a quedar a merced de mercados donde hubo que plegarse a intereses de proveedores al mejor postor. La solvencia española son las fábricas propias, revirtiendo el fenómeno de desertización industrial fruto de la crisis del 2008. Esta es la clave y los fondos europeos así lo piden también. Debemos seguir invirtiendo en infraestructura industrial para que España no quede atrás en la lucha contra la Covid. Por eso con ICWHolding, hemos creado también Textil Béjar , la solución completa a la crisis sanitaria en nuestra propia casa: batas de protección sanitaria óptimas, patucos, gorros, guantes y mascarillas. Esa es la gran solución que queremos aportar no solo en la tercera ola sino para siempre.

–Una de sus reclamaciones es que se prohibiese la venta de mascarillas de tela como higiénicas...

– Las mascarillas de tela no homologadas son un gravísimo problema sanitario que sigue sin solución total. Mientras se siga permitiendo la venta y distribución de mascarillas caseras sin homologar y sin filtro, de mascarillas de tela industrial no técnicas con protección que no llega ni al 90% de filtración, la sensación de seguridad falsa seguirá dando contagios masivos y riesgos incalculables. No es un tema para elegir, es un tema para decidir y cuanto antes por la salud de todos.

–¿España ya cuenta con una industria que pueda hacer frente a la Covid-19?

–Gracias al esfuerzo de varias empresas españolas, casi todas ya en la Asociación de Fabricantes de Mascarillas de España, de la que somos parte fundadora, nuestro país se encuentra en estos momentos en una situación bastante buena para hacer frente a la Covid-19 y a las pandemias futuras que por desgracia vendrán. Pero es vital la necesidad de apoyo institucional. No puede ser que nos pidan sacrificios y luego se compren las grandes cantidades de material sanitario y mascarillas en China.

–¿Cuáles son sus próximos pasos?

–Estamos montando una segunda fábrica de más de 5.000 metros en Béjar, con el apoyo de una población que está creyendo en la importancia de que el empleo vuelva para quedarse, que esto no sea circunstancial sino definitivamente la forma de reconducir su presente hacia un pasado nuevamente de éxito textil, donde Mascarillas Béjar y Textil Béjar son ya y serán una simiente de un futuro reindustrializado.