El Corte Inglés prepara un plan de bajas voluntarias para hasta 3.000 trabajadores

La compañía se lo comunicará mañana a los sindicatos. Sólo afectará al personal fijo de los grandes almacenes

Thumbnail

El Corte Inglés presentará mañana a los representantes de los trabajadores un plan de bajas voluntarias que afectará a un máximo de 3.000 empleados de sus grandes almacenes -no del grupo al completo-, según han confirmado a este periódico fuentes conocedoras del plan. La decisión afectará a más de un 4% de la plantilla, integrada por unos 63.000 trabajadores

El objetivo de la compañía con este movimiento es “adaptar la compañía a las nuevas circunstancias y ordenar los recursos de la empresa a las necesidades actuales”, según han añadido las mismas fuentes.

Los detalles del plan y sus condiciones, que estará dirigido a todos los trabajadores fijos de sus grandes almacenes, serán acordados por una comisión negociadora que formarán en los próximos días la compañía y los sindicatos.

El Corte Inglés ya se acogió en marzo de 2020 a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor para un total de 25.900 empleados, tras decretar el Gobierno el estado de alarma para frenar la expansión del coronavirus. La medida afectó al 29% de los 90.000 empleados que la compañía tiene en plantilla.

El grupo de distribución regresó al resultado bruto de explotación (Ebitda) positivo en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal (entre el 1 de junio y el 31 de agosto), cuando alcanzó los 64 millones de euros gracias a la reapertura de tiendas y a la venta “online”, que registró un alza del 124% en este trimestre. La cifra de negocio consolidada durante este periodo se situó en 2.817 millones de euros, con un beneficio bruto de 811 millones de euros.