Los hoteleros acusan al Gobierno de impedir la recuperación del turismo por los impuestos y los peajes

Critican la unilateralidad de las decisiones y que vuelva a dañarse al sector indiscriminadamente

Hotel en una playa en Gran Canaria
Hotel en una playa en Gran CanariaEUROPA PRESS EUROPA PRESS

La reacciones en los sectores directamente implicados en las medidas tributarias que ha presentado en Gobierno de Pedro Sánchez a Bruselas en el Plan de Estabilidad no están siendo positivas. El sablazo fiscal preparado por el equipo de María Jesús Montero incluye la imposición de peajes. Por ello, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) ha acusado al Gobierno de “poner trabas” a la movilidad, elemento clave para reactivar el turismo, con el anuncio de una subida de impuestos al transporte aéreo y el pago de peajes en la red de carreteras del Estado.

Los hoteleros han manifestado su rechazo a estas medidas, que califican de “irresponsables”, “anticompetitivas” y “dañinas” para todos los destinos turísticos españoles, y han reclamado un plan de recuperación de la demanda y la definición de una estrategia para ganar competitividad. A su juicio, es un error plantear iniciativas como éstas, especialmente ahora, ya que creen que prolongarán la crisis en España y la difícil situación en la que se encuentran los trabajadores y empresarios turísticos.

De hecho, los últimos datos aportados por el INE relativos a Frontur y Egatur arrojan unas cifras anuales con caídas cercanas al 90%, nunca vistas en el sector turístico español. En este sentido, Cehat tacha los datos de “desastre absoluto” y apunta que es necesario reenfocar la promoción turística de España, afirmando que lo que se necesita en estos momentos es un plan de recuperación de la demanda y medidas que incentiven la economía y reactiven la movilidad y el turismo, “y no más impuestos”.

Cehat subraya en un comunicado que el factor precio es muy sensible al movimiento de personas: “Mientras los países competidores se dedican a implantar medidas para incentivar el turismo, España parece que se dedica a poner trabas. Es el momento de trabajar para ganar en competitividad y contribuir a que aumenten tanto la facturación como la recaudación, de lo contrario se conseguirá el efecto opuesto”, afirma.

La patronal del sector alojativo español lamenta que no se haya consultado previamente con los sectores implicados, como el turístico, y acusan al Ejecutivo de haberse “olvidado de esta industria que es motor clave para la economía española”, máxime cuando se han enterado por los medios de comunicación de una medida tan importante y que afecta a tantas empresas turísticas. “Para el turismo es un mazazo habernos enterado los últimos. En lugar de aplicar este tipo de medidas, pensemos en invertir en este sector a cambio de todo lo que aporta el turismo a España”, concluyó Cehat.