El 75% de accionistas de Naturgy no acudirá a la OPA

La compañía ve «razonable» el precio, pero advierte de problemas en el Consejo

Sede central de Naturgy en Madrid
Sede central de Naturgy en MadridNATURGY NATURGY

El consejo de Naturgy considera «razonable», desde un punto de vista «exclusivamente financiero», el precio de 22,07 euros por acción que el fondo australiano de inversión australiano IFM ofrece para hacerse con el 22,7% de la energética española. Según ha podido saber este diario, ninguno de los miembros del Consejo de Gobierno de la empresa acudirá a la opa. Por tanto, no lo hará ninguno de los socios de referencia ni los accionistas «retail». Tampoco venderán sus acciones a IFM los directivos de Naturgy, con lo cual, al menos el 75% no acudirá a la oferta, lo que impulsará a los minoritarios a seguir esta senda.

En el informe sobre la opa presentado ante la CNMV, el Consejo recuerda el carácter «preceptivo, pero no vinculante» de este documento y deja en manos de los accionistas «decidir si aceptan o no la oferta, en función de sus particulares intereses, tolerancia al riesgo y horizonte temporal de inversión». Eso sí, advierte sobre «la intención de IFM de contar con dos consejeros dominicales sin aumentar el tamaño del consejo, lo que implicaría reducir el número de consejeros independientes».

Esto, en opinión del Consejo, dificultaría el «cumplimiento de las recomendaciones de buen gobierno corporativo de la CNMV» y llevaría a que estos «dejaran de ser claves» por sí solos en las decisiones más relevantes de la compañía. Se mantiene la incógnita sobre si el precio ofrecido por el fondo será suficiente para alcanzar el mínimo del 17% del capital que ha puesto como condición IFM para seguir adelante con la opa, ya que ese porcentaje le daría derecho a nombrar a esos dos consejeros.

También avisa el Consejo de que «los efectos y potenciales impactos económicos, contables y de otra índole» –incluida la aprobación por parte del Gobierno del plan para intervenir los beneficios extraordinarios de las compañías energéticas, que ha desplomado su cotización en bolsa– podrían afectar «al cumplimiento efectivo del Plan estratégico 2021-25 aprobado por unanimidad el pasado 27 de julio», que, con carácter general, está sujeto a «que se cumplan escenarios y regulatorias y sus proyecciones, así como que se ejecuten las medidas diseñadas en la forma y plazos previstos».

Los principales accionistas de Naturgy, los fondos CVC y GIP -titulares del 20,72% y del 20,64% del capital respectivamente- y Criteria (25,9%), no tienen previsto acudir a la OPA. La comunicación a la CNMV recuerda que los dos primeros habían alcanzado un acuerdo con el oferente para no aceptarla, mientras que el brazo inversor de La Caixa anunció en mayo que no solo no acudiría a la oferta, sino que reforzaría su presencia en el capital hasta quedarse ligeramente por debajo del 30%.

Del mismo modo, los consejeros que poseen acciones de Naturgy a título individual -Reynés, Adell, Alcántara, Belil, de Jaime, Estapé y Sáinz de Baranda- también han explicitado que no tienen previsto aceptar la oferta. Tampoco acudirá a la oferta respecto a las 8,67 millones de acciones que tiene el grupo en autocartera.

Ante la intención declarada del fondo australiano de respaldar la estrategia de la compañía, de no disponer de sus activos ni promover cambios en la plantilla o el equipo directivo, el consejo de Naturgy estima que la oferta “no debería suponer un impacto sobre la orientación estratégica del grupo”, incluida la política laboral establecida tras el nuevo Plan estratégico.