Las Cámaras de Comercio de Asturias tendrán una oficina económica y comercial en Madrid

El objetivo es captar inversores para el desarrollo de nuevas actividades empresariales en la región

Carlos Paniceres, Presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo
Carlos Paniceres, Presidente de la Cámara de Comercio de OviedoCesar Cebolla / ALFAQUI Alfaqui Fotografia

Las Cámaras de Comercio de Asturias han presentado su propuesta de crear la Oficina Económica y Comercial de Asturias en Madrid. Desarrollada a través de la colaboración público-privada entre el Gobierno del Principado y las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Asturias, esta representación permanente tendría el objetivo de captar inversores para el desarrollo de nuevas actividades empresariales en la región, así como de divulgar las ventajas y oportunidades que ofrece Asturias y de promocionar sus productos y servicios.

Carlos Paniceres, Presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo, señaló que “desde las Cámaras de Comercio, estamos muy comprometidos con la necesidad de impulsar el tejido empresarial en Asturias. Nuestra región dispone de muchos recursos y oportunidades y, mediante nuestra propuesta de crear la Oficina Económica y Comercial de Asturias en Madrid, y gracias a la colaboración público-privada, queremos convertir Asturias en una referencia para los inversores y para el desarrollo de nuevas actividades empresariales. Asturias es un lugar perfecto para vivir, pero además cuenta con unas condiciones excelentes para desarrollar proyectos empresariales y profesionales”.

Gonzalo García Andrés, Secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, destacó que “después de resistir un periodo muy complicado para la economía y para la sociedad, estamos asistiendo a una recuperación muy intensa, lo que supone un gran logro colectivo que debe darnos confianza para afrontar esta nueva etapa. Ahora estamos ante la oportunidad no solo de recuperarnos, sino de dar un gran salto hacia delante. En este momento, la colaboración entre administraciones, empresas e instituciones como las Cámaras de Comercio será fundamental; y estoy convencido de que Asturias, una región con una gran capacidad de cambio y de adaptación, va a ser parte del impulso que necesitamos”.