La volatilidad marca definitivamente la jornada

El IBEX35 se apunta un 0,74%, destacando los valores del sector bancario

FOTO: VINCENT WEST REUTERS

Si tuviéramos que determinar ahora mismo cuál es la característica común en las principales plazas bursátiles, la mayoría de los expertos estaría de acuerdo en que es la volatilidad.

Si ya de por sí es muy difícil operar en los mercados financieros en circunstancias normales, lo es mucho más si nos encontramos con situaciones como la que sucedió ayer, con los principales índices americanos cayendo con fuerza coincidiendo con el cierre de las bolsas europeas, y terminar la jornada cerrando con holgura en positivo. La alegría no duró mucho y ya, durante la madrugada, los futuros señalaron el camino de nuevos descensos que se han confirmado hoy en la apertura del mercado en Wall Street. En el momento de escribir estas líneas, el Nasdaq100 se deja un 2,53%, el S&P500 un 1,80% y el DJI un 0,86%... Pero no se olviden de revisar cómo están las cosas si leen ustedes este comentario unas horas después, porque puede haber sorpresas.

Ni siquiera la campaña de publicación de resultados empresariales llama la atención. Hoy una de las clásicas de Wall Street, Johnson&Johnson, ha comunicado un BPA 2,13$, frente a los 2,12$ esperados por el consenso, aunque se ha quedado por debajo en ingresos (24,8B frente a los 25,28B previstos). Otra de las de siempre, 3M, ha publicado cifras que baten tanto en ingresos como en BPA las previsiones de los analistas.

Es verdad que la incertidumbre en las bolsas es máxima, pero mientras al otro lado del charco los inversores están sobre todo pendientes de la reunión que los miembros de la Fed inician esta noche y de los resultados de la misma que conoceremos mañana, (algunos analistas apuntan a que los tipos de referencia comenzarán a subir antes de lo inicialmente previsto, mientras que otros creen que dada la situación actual de las bolsas, la Fed retrasará decisiones), en Europa la tención está en esa reunión, pero también en la tensión entre Ucrania y Rusia, que pilla más cerca de estas latitudes.

Para hablar de lo que ha ocurrido en el Viejo Continente, ya con las bolsas cerradas, tenemos que volver a recurrir al término volatilidad y es que después de que los principales índices abrieran en positivo, media mañana se dieron la vuelta, para finalmente volver al verde poco antes del cierre. El FTSE100 avanzaba un 1%, el CAC40 y el DAX un similar 0,74% y el Eurostoxx50 un 0,58%.

En España también hemos tenido rebote y el IBEX35 también se apunta un 0,74%, destacando los valores del sector bancario que se han incorporado a la parte alta de la tabla, liderados por Banco Sabadell, con una subida del 3,56%. Acompañando a Mapfre (+2,80%), Santander (+2,74%), CaixaBank (+2,31%) y Bankinter (+2,26%), estaban las acciones de PharmaMar (+3,05%) y Repsol (+2,80%). Acerinox, Indra y Amadeus se dejaban poco más de un 1%, siendo las posiciones más bajistas.

De nuevo avances generalizados para las materias primas energéticas, (Gas Natural +0,60%; Brent +0,60% y West Texas +0,93%) y signo mixto para el Oro, subiendo un 0,28% y la Plata, cediendo un 0,80%.

Y para terminar, más volatilidad, esta vez en el entorno de las criptodivisas. Hoy las dos principales se disparan (tras el desplome de ayer) con Bitcoin subiendo un 7,08% y cotizando en los 36.646$ y Ethereum con una revalorización de un 6,79% y cotizando en los 2.427$.

Raúl Calle, estratega de iBroker.es