Bruselas permitirá limitar “temporalmente” el impacto del gas en el precio de la luz

La medida que pedía España ha sido escuchada como consecuencia del encarecimiento de los precios por la crisis con Rusia

Conductos del gasoducto entre Alemania y Rusia en Lubmin, Alemania
Conductos del gasoducto entre Alemania y Rusia en Lubmin, Alemania FOTO: HANNIBAL HANSCHKE REUTERS

La Comisión Europea (CE), hasta ahora reacia a intervenir los mercados energéticos, se abrió este martes a limitar “temporalmente” el contagio automático de la carestía del gas al precio de la electricidad.

“Para abordar el aumento vertiginoso de los precios de la energía, la Comisión estudiará todas las opciones posibles de medidas de emergencia para limitar el efecto de contagio de los precios del gas en los precios de la electricidad, como límites de precios temporales”, indicó la Comisión en una comunicación presentada este martes.

No obstante, Bruselas no presentará una propuesta definitiva hasta que no disponga del informe que prepara la Agencia de Cooperación de Reguladores de la Energía (ACER) y que se conocerá el próximo mes de abril.

La vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha remarcado que el Gobierno apuesta por intervenir ya la regulación del mercado mayorista eléctrico, el cual considera que “está roto” debido a que “no refleja los costes reales” y a que existe una “distorsión muy importante” debido a los “elevadísimos precios del gas natural”.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Ribera ha subrayado que esa intervención en la regulación del mercado mayorista es algo que “conviene” que cuente con el aval la Unión Europea, que es quien “pone las reglas fundamentales”.

“La Comisión Europea está debatiendo un nuevo paquete de medidas a nivel europeo para reaccionar desde Europa a esa tensión tan importante que estamos viendo en las materias primas energéticas y su impacto en el precio de la electricidad como consecuencia de la invasión de Ucrania y las restricciones que se derivan tanto por parte de algunas empresas como por las sanciones adoptadas por la comunidad internacional”, ha afirmado la ministra.

En esa línea, ha destacado que desde el Gobierno están pendientes de cuáles serán las recomendaciones específicas que salgan de la Comisión, “sin perjuicio de los trabajos complementarios” que se puedan impulsar desde cada uno de los Estados miembros.