Economía

ACS se refuerza en EEUU con una autopista de peaje en Texas por 954 millones

ACS ha reforzado su presencia en Norteamérica tras adjudicarse el contrato de concesión por 52 años que comprende el diseño, construcción, financiación, operación y mantenimiento de la autopista de peaje SH-288 en Texas que cuenta con un presupuesto de inversión de 954 millones de euros.

Publicidad

La adjudicación se ha logrado a través del consorcio integrado por la filial de concesiones Iridium y la estadounidense ACS Infrastructure Development y junto a Dragados USA, según ha señalado la compañía.

En este proyecto también estaban interesadas tanto Ferrovial como OHL, a través de sus respectivos consorcios.

El proyecto abarca la financiación, diseño y construcción de 16,5 kilómetros de vías de peaje (dos carriles en cada sentido) en la mediana de la autopista SH-288, uno de los principales ejes de la ciudad de Houston y uno de los corredores más congestionados de la región.

Asimismo, incluirá una conexión directa para dar acceso al Texas Medical Center y ocho conexiones directas a la Beltway 8 y el mantenimiento y explotación de otros cuatro carriles convencionales por sentido.

Publicidad

Está previsto que el plazo de construcción sea de 4,5 años.

La SH-288 cuenta con fuentes de financiación pública y privada.

Publicidad

De hecho, el Estado de Texas contribuirá con 15 millones de euros aproximadamente durante la construcción y se prevé que la financiación privada a largo plazo incluya un préstamo del Gobierno Federal de los Estados Unidos y una emisión de bonos exentos de impuestos, conocidos como "private activity bonds".

El resto de capital privado se inyectará al final del periodo de construcción y estará garantizado a través de unas cartas de crédito aportadas por los socios de la concesionaria, Blueridge Transportation Group.

La adjudicación de la autopista de peaje SH-288 representa un paso más en la consolidación del Grupo ACS en el mercado de las infraestructuras en Norteamérica, donde aterrizó en 2006.

En infraestructuras en Norteamérica, el grupo que preside Florentino Pérez está desarrollando cerca de 8.000 millones de euros invertidos en infraestructuras en Norteamérica, incluyendo la autopista de Portsmouth Bypass en Ohio, que alcanzó el cierre comercial en diciembre del pasado año, y la autopista de I-595 Express cuya apertura se logró en marzo de 2014.

Entre los proyectos de concesión en USA y Canadá destacan además, la nueva línea de metro ligero de Ottawa; la autopista A-30 en Montreal (abierta al tráfico en diciembre de 2012); la autopista South Fraser Perimeter Road en Vancouver (abierta al tráfico a finales de 2013); la autopista Rt. Ho. Herbgray Paqrkway en Ontario y la circunvalación de Edmonton (North East Anthony Henday) en Alberta.

Publicidad