Actualidad

Bruselas multa a Mastercard con 570 millones euros por impedir libre competencia

Bruselas multa a Mastercard con 570 millones euros
Bruselas multa a Mastercard con 570 millones euros

La Comisión Europea (CE) ha impuesto hoy una multa de 570 millones de euros a Mastercard por obstaculizar el acceso de los comerciantes a servicios de pago con tarjeta transfronterizos más ventajosos, ofrecidos por bancos establecidos en cualquier punto del mercado único.

La Comisión Europea ha impuesto una multa de 570 millones de euros a Mastercard por haber distorsionado la libre competencia en el mercado único. Mastercard es el segundo mayor proveedor de tarjetas de pago en el Espacio Económico Europeo si se mide el número de consumidores y el valor de las transacciones. Bruselas ha concluido que la empresa había obstruido la capacidad de los comercios (también en los pagos online) a la hora de elegir las tarifas bancarias, lo que al final había acabado repercutiendo en el precio de los consumidores finales.

«Los consumidores europeos usan tarjetas de crédito cada día, cuando compran comida o ropa y realizan transacciones online. Al impedir que los comerciantes se beneficiasen de las mejores condiciones ofrecidas por los bancos de otros países, las reglas de Mastercard aumentaron los costes de los pagos de tarjeta, perjudicando tanto a los consumidores como a los comercios minoristas en la UE», ha asegurado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, mediante un comunicado.

Cuando un consumidor utiliza una tarjeta de crédito o debito, el comercio minorista debe pagar una tarifa a las entidades financieras, la denominada «tasa de intercambio», que incluso acaba repercutiendo en los precios que pagan aquellos consumidores que realizan sus pagos al contado. Las normas impuestas por Mastercard obligaban a que los bancos fijaran esta tarifa según el país en el que los comercios estaban radicados, lo que ponía trabas a la libre competencia en el mercado único. Antes de diciembre de 2015 -cuando una nueva regulación impuso límites para estas tasas- el precio de estas tarifas cambiaba considerablemente de unos países a otros. Debido a la política restrictiva de Mastercard, ni los comercios minoristas ni los consumidores finales pudieron beneficiarse de esta ventaja de elección.

En abril de 2013, la Comisión Europea abrió una investigación formal sobre este tema y el expediente concluyó cuando Mastercard cambió sus normas en el año 2015, tras la entrada en vigor de las nueva legislación. La colaboración de la empresa con el Ejecutivo comunitario durante el tiempo que duró la investigación ha hecho posible que Mastercard se haya beneficiado de una reducción del 10% del cálculo de la multa inicial. A pesar de esto, la empresa se enfrenta a otra investigación por parte de la Comisión Europea, que todavía no ha concluido, ya que Bruselas sospecha de las tarifas de intercambio aplicadas a dentro del Espacio Económico Europeo a tarjetas emitidas fuera de este territorio.