Dia pierde 504 millones de euros

La compañía atribuye el mal resultado a los costes de reestructuración del primer semestre

Logo de Dia en una de sus tiendas
Logo de Dia en una de sus tiendas

La compañía atribuye el mal resultado a los costes de reestructuración del primer semestre.

Dia sigue haciendo la pesada digestión de su profunda reestructuración. La compañía de distribución ha informado de que en los nueve primeros meses del año ha perdido 504 millones de euros, once veces más que en el ejercicio anterior. Un resultado que atribuye a una serie de factores ligados al saneamiento del grupo. Entre ellos, la firma controlada por el magnate ruso Mijail Fridman ha destacado el ERE que ha acometido en España y Brasil, los "muy elevados"niveles de falta de stock en las tiendas del grupo durante todo el periodo en los primeros seis meses del año, el cierre de 757 tiendas deficitarias, una iniciativa de traspaso de tiendas franquiciadas a propias que ha afectado inicialmente a 309 tiendas, la interrupción de actividades no estratégicas y el reconocimiento de devengos, pérdidas o bajas contables de cuentas a cobrar, riesgos y pasivos que había que provisionar.

Según la compañía, durante el tercer trimestre, estos impactos se han ido reduciendo y mostrando una recuperación gradual desde el -15,5% en términos de ventas comparables reportado en el mes de junio, hasta el -7% de octubre. Dia atribuye este avance a la mejora del modelo operativo en tienda y en almacén "eliminando complejidad y mejorando las operaciones", la normalización de la relación con los proveedores y la reducción de las faltas en tiendas y almacenes.

El efecto positivo de esta normalización se ha dejado notar, según la cadena, en "una estabilización de las ventas comparables, que en los últimos nueve meses ha sido del -8,1% por una disminución del 1,4% en el número de tickets y un descenso del 6,7% en la cesta media de la compra", mostrando "una fuerte resiliencia en nuestra base de clientes a pesar del difícil contexto de la compañía", según ha explicado.

Dia ha destacado que en el último trimestre, el ebitda ajustado -beneficio bruto- ha permanecido estable y no ha tenido impactos extraordinarios. La compañía ha asegurado que está "enfocada en fijar los básicos, tomando decisiones complejas con el objetivo principal de estabilizar el negocio e implementar medidas que contribuyan a establecer los pilares para el futuro crecimiento".