Dónde y quién tiene que adaptar su antena para ver la nueva TDT a partir de hoy

Los primeros encendidos de frecuencias de televisión digital terrestre arrancan hoy en algunos municipios de Baleares y Cáceres. El viernes llegará a 24 localidades de Huelva

Se calcula que el proceso afectará finalmente a unos 850.000 edificios, casi la mitad de la población
Se calcula que el proceso afectará finalmente a unos 850.000 edificios, casi la mitad de la población

Los primeros encendidos de frecuencias de televisión digital terrestre arrancan hoy en algunos municipios de Baleares y Cáceres. El viernes llegará a 24 localidades de Huelva.

Hoy arrancan los primeros encendidos de nuevas frecuencias de televisión digital terrestre (TDT) en Mallorca, Ibiza y Formentera, así como en 94 municipios de Cáceres. El próximo viernes se completará la primera oleada con la llegada a 24 localidades de la provincia de Huelva. El cambio afecta, por el momento, a 36.000 edificios de estas provincias, por lo que unas 760.000 personas tendrán que adaptar sus instalaciones de antenas colectivas para seguir recibiendo la oferta completa de canales.

Qué tengo que hacer con mi antena para ver la nueva TDT

El Ministerio de Economía y Empresa ha dado un plazo de seis meses a partir de hoy para que las comunidades de vecinos realicen los cambios necesarios.

El proceso no afecta a las viviendas individuales, donde únicamente se deberán resintonizar los televisores para poder disfrutar de la oferta completa de TDT. A diferencia de la entrada de la televisión digital terrestre en España, este segundo dividendo digital no implicará la obsolescencia de televisores ni decodificadores.

El Ministerio de Economía otorgará ayudas publicas por valor de 145 millones de euros para minimizar el impacto de este proceso sobre la ciudadanía. Las cuantías de la subvención oscilan entre los 104,3 euros y los 677,95, en función de la infraestructura previamente instalada. Se calcula que el proceso afectará finalmente a unos 850.000 edificios, casi la mitad de la población.

El cambio de frecuencias no significa la entrada o salida de canales. Se mantendrán los que están emitiendo actualmente, pero se dejará libre una parte del espacio radioeléctrico para permitir el desarrollo de futuras redes de telecomunicaciones de quinta generación (5G). Para cumplir con la normativa europea, la banda de 700 megahercios (MHz) deberá estar completamente disponible antes del 30 de junio de 2020.