Actualidad

El 50,3% exige que haya más viviendas sociales

Ante la previsible subida del tipo de interés en hipotecas, ocho de cada diez encuestados no han tomado medidas

La segunda vuelta de una subida de tipos de interés podría comenzar este próximo verano, según los expertos
La segunda vuelta de una subida de tipos de interés podría comenzar este próximo verano, según los expertos

Ante la previsible subida del tipo de interés en hipotecas, ocho de cada diez encuestados no han tomado medidas.

La «tormenta perfecta» planea de nuevo sobre el mercado inmobiliario de nuestro país. El precio de la vivienda, tanto de compra como de alquiler, está acercándose peligrosamente a niveles anteriores a la crisis de 2008 mientras la subida de los tipos de interés de las hipotecas nos aguarda a la vuelta de la esquina, tras la retirada de estímulos de parte del Banco Central Europeo (BCE). A esto se une que, según algunas fuentes, hasta un cuarto del parque inmobiliario de los centros urbanos se dedica al sector turístico y que nuestra bolsa de viviendas sociales es irrisoria si la comparamos con la de nuestros socios de la Unión Europea.

Un reciente estudio de la Fundación Alternativas del PSOE asegura que nuestro país necesita un millón y medio de viviendas de alquiler social para cubrir la demanda existente y que sólo el 1,5% del número total de casas en la actualidad recibe esa calificación. Para darse cuenta del empobrecimiento sufrido baste recordar que en 1960 ese mismo porcentaje llegaba al 90%. Pero, ¿hasta qué punto es la vivienda social la solución a la crisis inmobiliaria que lleva arrastrando nuestro país desde hace décadas?

Según la encuesta elaborada por NC Report para LA RAZÓN, el 50,3% de los encuestados apoya que se destine dinero público a la construcción de viviendas y hasta el 53,4% considera necesario que los inquilinos de esos pisos tengan opción a compra. La situación que nos aguarda este año es adversa para el 55,1%, que espera una subida de la cuota mensual de la hipoteca. Y algo todavía peor es que el 83,1% afirma no haber tomado ninguna precaución para hacerle frente.