El Banco de España elige un nuevo consejo de Banco Madrid

Sede del Banco de Madrid en la capital
Sede del Banco de Madrid en la capital

A partir de este momento las riendas de Banco Madrid, filial en España del andorrano BPA, las tomarán José Antonio Portugal, José Borrue, ambos con experiencia en Novagalicia Banco, y Antonio Ricardo Lucio-Villegas.

El Banco de España ha elegido hoy provisionalmente a tres nuevos administradores para que se hagan cargo de Banco Madrid, tras la dimisión en bloque anoche de su consejo de administración y la marcha de su presidente.

A partir de este momento las riendas de Banco Madrid, filial en España del andorrano BPA, las tomarán José Antonio Portugal, José Borrue, ambos con experiencia en Novagalicia Banco, y Antonio Ricardo Lucio-Villegas, según ha informado el supervisor.

La comisión ejecutiva del Banco de España ha tomado esta decisión "para preservar la estabilidad de la entidad y su operativa", según informa Efe.


Dimisión en bloque

El consejo de administración de Banco Madrid decidió ayer, por unanimidad, presentar su dimisión y solicitar al Banco de España que lo sustituya para «facilitar la actuación interventora iniciada» por el organismo supervisor y «eliminar cualquier posible duda sobre la estabilidad de la misma». El consejo informó que ha tomado esta decisión «en defensa de los intereses de los empleados y clientes».

En cualquier caso, la intervención del Banco Madrid por parte del Banco de España en la tarde del martes nada tiene que ver con que la institución monetaria haya detectado problemas de solvencia en la entidad. De hecho, fuentes consultadas por este periódico aseguran que no se tiene constancia alguna de operaciones ilícitas y que ha superado los controles periódicos que prafctica el Banco de España. El hecho de que Estados Unidos decidiera anteayer considerar a Banca Privada d’Andorra como una institución potencialmente sospechosa de ser un instrumento para el blanqueo de capitales por parte de las mafias rusa y china precipitó la decisión del Banco de España, al ser BPA el único accionista de Banco Madrid.

La entidad operó ayer con absoluta normalidad bajo la supervisión de los dos interventores designados por el Banco de España (José Luis Gracia Cáceres y Alejandro Gobernado Hernández), que hasta nueva orden tendrán la capacidad de decisión en el día a día. El Boletín Oficial del Estado publicó ayer, con vigencia inmediata, que «los actos y acuerdos de cualquier órgano de Banco Madrid que se adopten requerirán, para su validez y efectos, de la aprobación expresa de los interventores designados, que realizarán su función de forma mancomunada».

Banco Madrid es una entidad de banca privada especializada en la gestión de instituciones de inversión colectivas (fondos de inversión y Sicav), gestión discrecional de carteras y vehículos de inversión nacional e internacional, por lo que el impacto de la intervención es bastante menos visible que en un banco minorista tradicional.

Tranquilidad

La propia entidad emitió al mediodía un comunicado en el que aseguraba que «sigue gestionando con total normalidad toda la operativa bancaria y cuidando los intereses de sus clientes». La nota informativa hacía hincapié en que «BPA y Banco Madrid son dos entidades independientes, cada una de ellas con sus propias estructuras operativas y que desarrollan su actividad con marcos regulatorios y legales distintos». De hecho, insiste en que en la denuncia que ha dado origen a las actuaciones en curso «no se menciona en ningún momento a Banco Madrid».

A lo largo del día de ayer, distintas instituciones lanzaron mensajes de tranquilidad sobre la situación financiera de la entidad, que en 2013, últimos datos completos de un ejercicio, logró unas ganancias netas de 8,9 millones de euros, un 3,15% más que en el año anterior. Su cartera de clientes alcanza los 15.000 y los activos bajo su gestión superaban a finales de 2013 los 3.660 millones de euros. La ratio de solvencia era del 31%, más del triple que la media del sector bancario en España. La rentabilidad media de los fondos de inversión gestionados por Banco Madrid superó el 7% y la de las más de 70 Sicav que gestionaba en 2013, el 12,5%. El plan estratégico aprobado por la entidad prevé duplicar el beneficio neto y alcanzar un volumen de activos bajo gestión de 8.700 millones de euros en el horizonte 2017.

La Asociación Española de Banca (AEB) destacó que la intervención no estaba vinculada a problemas de solvencia, sino a garantizar su operatividad.

Respaldo de la CNMV

La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Elvira Rodríguez, confirmó también que la entidad no tiene problemas ni de solvencia ni de liquidez para hacer frente a las obligaciones con sus inversores. «Es un problema de otra cosa. Yo creo que era algo que el Banco de España tenía que hacer. Es normal que todas las instituciones estén integradas, acompasadas y creo que es bueno para el sistema», señaló en unas declaraciones que recoge la agencia Efe. La CNMV analizará en los próximos días los movimientos de los fondos de inversión del Banco Madrid, porque su función es la de proteger a los inversores.

El consejo de administración de Banco Madrid sorprendió ayer con su dimisión en pleno, tras una reunión en la que, en principio, se iba a estudiar la revisión de los protocolos internos de control tras la intervención de la entidad. En este sentido, Banco Madrid ha puesto a disposición de los interventores del banco central gobernado por Luis María Linde un equipo para colaborar «directamente» con la función supervisora. Asimismo, Banco Madrid consideró que la labor de los interventores del Banco de España constituye una «garantía añadida» de transparencia que aporta tranquilidad a los clientes de la entidad.