Actualidad

El cheque-formación podrá aplicarse en el futuro a trabajadores ocupados

La Razón
La RazónLa Razón

El cheque formación, que recoge el nuevo modelo de formación profesional, podrá aplicarse en el futuro a desempleados -como recoge el real decreto aprobado hoy por el Consejo de Ministros-, y también a trabajadores ocupados.

El cheque formación, que recoge el nuevo modelo de formación profesional, podrá aplicarse en el futuro a desempleados -como recoge el real decreto aprobado hoy por el Consejo de Ministros-, y también a trabajadores ocupados.

Así lo han asegurado fuentes de Empleo, quienes han incidido en que la nueva norma pone en marcha el cheque-formación para que pueda ser el desempleado quien elija la entidad de la que recibe formación, sin perjuicio del asesoramiento previo y seguimiento por parte del Servicio Público de Empleo.

El cheque-formación hará que las comunidades autónomas seleccionen los centros que impartirán la formación y se conectarán por internet con ellos.

Una de las novedades es que mientras actualmente hay seis meses en los que prácticamente no hay formación, a partir de ahora la habrá todo el año.

Asimismo, se conocerán de forma pública las evaluaciones de los centros de formación, "para que quien lo haga bien se vea recompensado".

Además, con la nueva norma los autónomos tendrán derecho a la formación profesional para el empleo y sus organizaciones, así como las de la economía social, y tendrán un papel muy importante en las necesidades de sus ofertas formativas.

Las fuentes de Empleo han destacado que la formación de demanda será muy importante, especialmente para las micropymes.

A su juicio, este tipo de formación es "más permeable"en las grandes empresas que en las pequeñas.

Las mismas fuentes han asegurado que en el futuro los presupuestos generales del Estado harán que algunos colectivos que no cotizan por formación sí lo hagan y se les dará un órgano que participará con la administración en la gestión de las necesidades.

Empleo ha informado de que los protagonistas absolutos en formación serán la empresa y los trabajadores, y ha hecho hincapié en la máxima flexibilidad que hará que el tiempo mínimo por curso que antes era de 6 horas sea ahora de una hora.

El texto se tramitará como proyecto de ley y se podrán introducir modificaciones en la tramitación parlamentaria.

Ahora habrá un régimen transitorio para el régimen de concurrencia competitiva, la impartición de cursos y el pago anticipado de subvenciones.