El déficit cierra agosto en el 3,4%, a ocho décimas del objetivo anual

Las comunidades agotan en ocho meses el límite del 0,7% y todas las regiones grandes incumplen el mandato de Hacienda. El Estado reduce su desequilibrio un 21,3% hasta septiembre tras dispararse un 4,1% los ingresos por la mayor actividad económica

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro

Las comunidades agotan en ocho meses el límite del 0,7% y todas las regiones grandes incumplen el mandato de Hacienda. El Estado reduce su desequilibrio un 21,3% hasta septiembre tras dispararse un 4,1% los ingresos por la mayor actividad económica

Las Administraciones Públicas acumularon hasta agosto un déficit consolidado de 36.669 millones de euros, el 3,39% del PIB, lo que situó el desequilibrio a sólo ocho décimas del objetivo para todo el año (4,2%). Para cumplir con el límite pactado con Bruselas, el desvío del sector público no deberá superar este año los 45.500 millones (según el cálculo de PIB de 1,08 billones de la Intervención General de la Administración del Estado, IGAE), por lo que entre septiembre y diciembre el «agujero» adicional tendrá que ser como máximo de 8.800 millones.

Los ingresos públicos crecieron un 4% en los primeros ocho meses del año gracias a un alza del 7,4% en la recaudación de impuestos, lo que explica la reducción del déficit en comparativa interanual pese al aumento de gasto público del 0,8%. En concreto, el desvío conjunto de la Administración Central, las comunidades autónomas y la Seguridad Social fue 7.228 millones de euros inferior al registrado en el mismo periodo del año pasado (43.897 millones), lo que supone un descenso del 16,5%.

Si la Administración es capaz de mantener ese mismo ritmo de reducción del déficit del 16,5% en los cuatro meses restantes para cerrar el año, el desvío consolidado se situaría cerca de los 51.000 millones de euros. No obstante, el cálculo anterior no incluye la ejecución presupuestaria de las corporaciones locales (más de 8.000 ayuntamientos, cabildos y diputaciones provinciales), que registrarán un superávit previsiblemente superior al registrado en 2014 (5.938 millones, según la IGAE). Hacienda confía en este «colchón» para cumplir el objetivo del 4,2%.

Las comunidades autónomas cerraron agosto con un déficit de 7.480 millones de euros, el 0,69% del PIB, lo que supone un descenso del 25,1% frente a los 9.980 millones del mismo periodo del ejercicio anterior. En términos relativos, el conjunto de las CC AA fue el que más redujo su desequilibrio en los ocho primeros meses del año, ya que la Administración Central lo hizo en un 22% (desde 32.967 gasta 25.642 millones, 7.325 millones menos).

La Administración regional se situó así con el límite anual (-0,7%) prácticamente agotado, aunque el Gobierno ya ha advertido a Bruselas de que espera un «agujero» de al menos el 1% del PIB. Ello supondría un déficit «extra» de unos 3.400 millones de euros, tal y como adelantó LA RAZÓN la semana pasada.

Todas las comunidades cerraron agosto en déficit, menos País Vasco (0%), La Rioja (0,1%) y Baleares (0,23%), las tres únicas autonomías en superávit. Los saldos más negativos hasta agosto los registraron Murcia (-1,47%), Extremadura (-1,37%), Comunidad Valenciana (-1,14%) y Aragón (-1,07%).

También superaron el objetivo del 0,7% Andalucía (-0,86%), Comunidad de Madrid (-0,78%) y Cataluña (-0,76%). Castilla y León cerró agosto en el -0,7% y por debajo se quedaron Navarra (-0,45%), Castilla-La Mancha (-0,58%), Cantabria (-0,30%), Principado de Asturias (-0,29%), Islas Canarias (-0,28%) y Galicia (-0,18%).

Los Fondos de la Seguridad Social, la gran preocupación de Hacienda junto a las autonomías, casi cuadruplicaron su «agujero» presupuestario hasta 3.457 millones entre enero y agosto, un 273,4% más que los 950 millones del mismo periodo de 2014. El Gobierno es optimista y en las previsiones enviadas a Bruselas calcula que cerrará el año en 10.777 millones, inferior a los 10.866 millones de 2014.

Estado, comunidades y Seguridad Social gastaron 278.669 millones de euros entre enero y agosto, un 0,8% más que en el mismo periodo de 2014. El capítulo de intereses de la deuda fue el único que descendió, un 6% en comparativa interanual, hasta los 21.552 millones. La remuneración de asalariados aumentó un 3%, hasta 62.770 millones, minetras que las subvenciones se dispararon un 10,6% en pleno año electoral.

Los impuestos, disparados

Este aumento del gasto fue compensado por los ingresos, que crecieron un 4% hasta los 242.000 millones de euros. Los impuestos aportaron un 6,8%, las cotizaciones sociales aumentaron un 1,4% y las transferencias entre Administraciones Públicas (AA PP) aumentaron un 20,9%.

Hacienda también publicó ayer el déficit del Estado central hasta septiembre. En los nueve primeros meses del año, el desvío se redujo un 21,3%, hasta los 25.580 millones millones de euros, el 2,37% del PIB, frente al 3,12% (32.492 millones) registrado en el mismo periodo de 2014.

Los recursos no financieros del Estado (los ingresos) registraron un crecimiento del 4,1%, hasta los 131.738 millones de euros, impulsados por el crecimiento de los ingresos impositivos, que crecieron un 5,9%. Por su parte, los empleos no financieros (gastos) se redujeron hasta 157.318 millones, un 1,1% menos, con una caída del 1,9% en los intereses de la deuda.

El «agujero» de la Seguridad Social crece un 78,3%

Las cuentas de la Seguridad Social registraron un déficit de 5.563 millones de euros hasta el mes de septiembre, lo que supone un crecimiento del 78,3 % frente a los 3.120,05 millones que se registraron en el mismo periodo de 2014. La cifra equivale al 0,52% del PIB, casi una décima por debajo de la previsión del Gobierno para este ejercicio (0,6%). Este saldo negativo registrado hasta el noveno mes de 2015 es resultado de unos ingresos no financieros cifrados en 94.679,9 millones de euros y que aumentaron un 3,7%, frente a unos gastos de 100.243,2 millones de euros, un 6,1% más frente al mismo periodo de 2014. En términos de caja, la recaudación por cotizaciones sociales en estos nueve meses superó los 74.178 millones de euros, con un incremento de casi el 1,5% respecto al periodo comprendido entre enero y septiembre de 2014. Por su parte, los pagos realizados para cubrir las prestaciones contributivas se incrementaron hasta los 87.892,4 millones, un 2,7% más. Las cotizaciones sociales, contabilizadas como derechos reconocidos, alcanzaron los 75.266,2 millones de euros hasta septiembre, casi un 1,1% más que el mismo periodo de 2014, gracias al aumento de las cotizaciones de los ocupados en un 2,7%. Mientras, las cotizaciones de los desempleados registraron un descenso del 14,8%