El furor por el running propicia el renacer del sector de la medicina deportiva

Desde 2009 se han multiplicado las unidades hospitalarias relacionadas con el deporte

Zapatillas caras, pronador, supinador, aplicaciones que monitorizan las carreras, pulseras inteligentes, cintas, muñequeras, pulsómetro; personas en baja forma que quieren correr, torceduras de tobillo, rodillas a punto de decir ‘basta’, lesiones diversas, fisioterapeutas-milagro con dotes de curandero. Bienvenidos a la era del running.

Aunque parezca extraño, sí, está de moda correr. Algo que ha propiciado que personas de todas las edades, incluso algunas que ya no están para muchos trotes, le quiten el polvo al chándal y se introduzcan de lleno en la actividad deportiva. Y aunque son muchos los sectores que se están lucrando de esta ‘saludable’ moda, el –fundamental- ámbito de la medicina aplicada al deporte, (un campo que se aleja meridianamente de la actividad de fisioterapeutas o simples masajistas) está viviendo, merecidamente, una segunda juventud.

Lo comprobamos al observar la apertura de diversas unidades médicas relacionadas con el deporte por toda la península. Galicia, Madrid, Barcelona, Granada...multitud de centros sanitarios, ante la creciente demanda, están preparando alguna de sus salas para estudiar los efectos en los pacientes del ejercicio del deporte.

“Se están abriendo unidades médicas deportivas por todas partes. Hace diez años era impensable que se multiplicasen, y hace tan solo cinco años había muy pocas”, reconocía al periódico ‘Cinco Días’ Julio de la Morena, jefe de la unidad de medicina del deporte del Hospital Universitario Sanitas de La Moraleja.

Que hacer deporte es una práctica saludable es algo asentado en nuestra sociedad. Lo que no está tan interiorizado es que hay que hacerlo responsablemente, ya que a según qué personas, a la larga, le puede reportar más perjuicios que beneficios. Si no se tiene cuidado, se puede caer en lesiones importantes.

Y es que, cada vez es más común presenciar a hombres y mujeres de más de 40 corriendo como no lo han hecho en su vida. “A esas edades no se puede entrenar como si se fuese a participar en los juegos olímpicos” opina uno de los doctores del Hospital Universitario de Torrelodones. Desde cierta edad los runners suelen presentar una “frecuencia cardiaca un pelín más baja”, según indican desde la misma fuente, por lo que las precauciones a tomar deben ser máximas.

Son estos runners ‘irresponsables’ los que llenan las consultas de aquellos que se formaron realizando un master medicina deportiva. Entre otros muchos datos de utilidad, en ellas buscan conocer sus ‘topes’ (umbrales aeróbicos y anaeróbicos) para saber hasta dónde pueden llegar y cuánto tardarán en recuperarse.

La medicina deportiva ha resurgido con fuerza y ha creado en torno a ella un importante nicho de empleo. Como ya ocurrió hace poco con el ámbito del master en pedagogia terapeutica o el de la atención temprana - master atención temprana online -, desde hace unos años son muchas las nuevas profesiones derivadas de la creciente modernización de la sociedad. Formándose en ellas, el interesado en introducirse en el mercado de trabajo, obtendrá, a buen seguro, numerosas oportunidades.