El presidente de Bankia augura nuevas fusiones bancarias a medio plazo

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, en Pamplona, durante su comparecencia en la jornada sobre digitalización de la empresa organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y Bankia, el pasado 16/10/2015
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, en Pamplona, durante su comparecencia en la jornada sobre digitalización de la empresa organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y Bankia, el pasado 16/10/2015

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha augurado hoy que el sistema financiero español podría verse inmerso "a medio plazo", en unos tres o cuatro años, en una nuevo proceso de reestructuración si continúan las dificultades para aumentar la rentabilidad del negocio bancario.

Goirigolzarri ha reflexionado sobre los retos a los que se enfrenta el sistema bancario español durante una conferencia coloquio impartida en el Círculo Ecuestre se Barcelona, donde ha calificado de "razonable"la estructura bancaria actual.

"Si los tipos de interés continúan en niveles tan bajos, la banca tendrá problemas claros para rentabilizar (conseguir beneficios). A corto plazo, éstos se pueden compensar con mejoras en la prima de riesgo, por ejemplo, pero si en 3 o 4 años sigue así, empezarán a aparecer ideas de integración o de consolidación del sector", ha subrayado.

El máximo responsable de Bankia ha recordado que esta entidad tiene vetada, de momento, cualquier adquisición de otros bancos ya que ésta es una de las restricciones que contempla el plan de reestructuración que aprobaron conjuntamente en 2012 la Comisión Europea y el Gobierno español.

En estos momentos, Goirigolzarri ha subrayado que Bankia está enfocada en cumplir con su plan estratégico, que se cierra en 2017.

Entre los objetivos más inmediatos a los que aspira esta entidad, ha destacado aumentar la rentabilidad y conseguir más penetración en el ámbito de las pymes.

En el caso de Cataluña, ha concretado que en los primeros nueve meses del año se ha conseguido facturar en nuevo crédito para pymes y autónomos un 65 % más que en 2014.

En el conjunto de empresas de Cataluña, el aumento conseguido supone un 50 % más.

Además de ganar rentabilidad, la banca se enfrenta en estos momentos a otro reto, a juicio del presidente de Bankia, como es mejorar su reputación y su imagen, dañada en los últimos años.

Para ello, cree imprescindible "explicar"a la sociedad "para qué somos de utilidad", ante la constatación de que la sociedad "está ahora muy decepcionada con el funcionamiento del sistema financiero y nos culpa en parte del deterioro de su nivel de vida".

En esta línea, Goirigolzarri asegura que "hay que seguir con una intolerancia absoluta hacia las malas prácticas"y, además, hay que explicar que "un sistema financiero sólido es completamente necesario para que crezca la economía y podamos luchar contra el desempleo".

"Una sociedad no debe pensar que la banca no debe ganar dinero porque si no, el sistema será una rémora para la sociedad", ha apostillado, tras insistir en que no se puede establecer la disyuntiva de "salvar a los bancos o salvar a las personas".

El máximo ejecutivo de Bankia ha asegurado que trabajar en esta entidad tiene un "plus de motivación"ya que tienen que servir a seis millones de clientes y hacer viable una entidad en la que trabajan 14.000 personas, además de devolver las ayudas recibidas por el Estado.

EFECOM