En 2013 se firmaron las mismas hipotecas que en dos meses de 2007

En 2013 se habrán firmado en España alrededor de 200.000 hipotecas sobre vivienda, de acuerdo con una estimación realizada sobre la base de los datos de los diez primeros meses del año. El importe total de los préstamos concedidos por el sector financiero ascenderá a 20.000 millones. Será con diferencia el peor año de los últimos.

Basta con realizar una simple comparación. Sólo en los meses de septiembre y octubre de 2007 se firmaron el mismo número de hipotecas que en todo el año que mañana se despide. La comparación del importe concedido en estos meses y los de todo 2013 no se sostiene. Entre septiembre y octubre de 2007 el importe ascendió a 30.000 millones, un 50% más que en el conjunto de 2013. La crisis económica, la financiera, el aumento del número de parados y los nuevos requerimientos de capital y solvencia exigidos a la banca han dividido por seis la concesión de préstamos hipotecarios y nada menos que por nueve su importe.

Se reducen los plazos

¿Qué ha sucedido además? Que los bancos ya no están para prestar el 100% del valor de la vivienda (el 120% en algunos de los años de bonanza económica), que el plazo de concesión se ha reducido en cinco años (de los 25 del año 2006 a los 20 actuales) y que el montante del préstamo ha pasado de los 150.810 euros de 2007, 103.246 de octubre, los últimos datos a los que hace referencia el Instituto Nacional de Estadística. En dicho mes se firmaron 14.704 hipotecas, un 23,2% menos que en el mismo mes del año anterior, por un importe de 1.518 millones de euros, un 21,3% inferior a las octubre de 2012.

Estos porcentajes son algo mejores que la media anual. Considerando que los meses de noviembre y diciembre, sobre los que aún no se disponen datos, se firmarán en torno a 30.000 nuevas hipotecas, por un importe de 3.000 millones de euros, la variación entre los dos años será del 27% en el número de préstamos y del 29,5% en el importe.

En este descenso ha tenido mucho que ver la retirada de la desgravación fiscal por la compra de una vivienda que se destine a residencia habitual. También el aumento de la morosidad, en unos préstamos que hasta hace sólo unos pocos años no daban problemas a la banca. Según las últimas cifras, algo más del 5% de los préstamos concedidos están en situación de impagados, una cifra desconocida por el sector.

Desplome de la construcción

La concesión de hipotecas está teniendo un mejor comportamiento que la construcción. A pesar de la caída de los precios, que algunas fuentes sitúan en torno al 40% desde el comienzo de la crisis, todavía quedan en España alrededor de 650.000 pisos sin vender, de acuerdo con el consenso de los analistas.

Según informa la agencia Servimedia, entre enero y octubre se finalizó la construcción en España de 56.650 viviendas, lo que supone un descenso del 43,8% en comparación con el mismo periodo de 2012 (100.801), según datos recogidos del Ministerio de Fomento. La cifra de pisos terminados mantiene así en lo que va de 2013 la tendencia negativa de los últimos ejercicios. En el conjunto de 2012, con 120.206 unidades, la caída fue del 28,4%, y sumó ya cinco años consecutivos a la baja. Desde el máximo anotado en 2007, con 641.419 pisos finalizados, el mercado ha bajado un 81%. Del total de pisos terminados en los diez primeros meses de 2013, el 99,2% (56.175) correspondieron a promotores privados y el 0,8% (475) a las administraciones públicas.

Con respecto a 2012, la construcción de pisos de promotores privados bajó un 43,2%, y los de las administraciones públicas cayeron un 75,8%. Entre la iniciativa privada, 32.787 correspondieron a sociedades mercantiles, con un descenso interanual del 46,7%; 18.243 a personas físicas y comunidades de propietarios (-32,4%), y 3.903 a cooperativas (-47,5%). Además, hay 1.242 visados de fin de obra de otro tipo de promotor privado. El valor de la ejecución material de las obras cayó un 42,2%, hasta 7.049 millones.