Actualidad

Esto quiere hacer cada partido con las pensiones si gana las elecciones

Las pensiones entran en campaña y todos los partidos prometen revalorizarlas. PSOE y Podemos quieren vincularlas al IPC; PP y Ciudadanos apuestan por apuntalar el sistema y VOX presenta el proyecto más innovador

Thumbnail

Las pensiones entran en campaña y todos los partidos prometen revalorizarlas. PSOE y Podemos quieren vincularlas al IPC; PP y Ciudadanos apuestan por apuntalar el sistema y VOX presenta el proyecto más innovador.

Casi diez millones de votos. Eso es lo que buscan los partidos políticos entre los pensionistas. La lucha por este voto, que se antoja decisivo, se ha colado en la campaña electoral mientras los jubilados exigen que las pensiones suban cada año con el IPC. No todos los partidos lo prometen, pero todos ellos pretenden mantener su poder adquisitivo.

PSOE. Aboga porque las pensiones suban con el IPC real. Pretende que esta subida sea por ley y que se derogue la reforma -aún en vigor- que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy, y que vinculaba la subida al 0,25% anual mientras la Seguridad Social estuviera en déficit. También prometen blindar la actualización al IPC con un artículo explícito de la Constitución, aumentar las pensiones mínimas y las no contributivas, y ampliar las pensiones de viudedad a las parejas sin vínculo matrimonial. Asimismo, se compromete en su programa a retomar el Pacto de Toledo y el diálogo social y propone redefinir los planes de financiación de las cotizaciones sociales.

PP. No quiere vincular solo a la inflación la subida de las pensiones, por lo que deberían racionalizarse vinculándolas a los niveles de empleo del país. Prometen mantener su poder adquisitivo, pero la revalorización tendrá en cuenta tanto el indice de precios de consumo como otros indicadores que garanticen la sostenibilidad del sistema. Quieren que el período de cálculo de la pensión sea progresivo a toda la vida laboral, para evitar mermas en la cuantía final por períodos de crisis, y ampliar al 100% la jubilación activa de los autónomos. Potenciarán los planes de empresa y los planes voluntarios de jubilación, pero garantizando que los cotizantes conozcan con antelación el importe de la pensión para cuantificar las cantidades de su ahorro cada año.

Ciudadanos. Apuesta por unas pensiones que no dependan sólo del IPC, sino que estén vinculadas a las cotizaciones individuales. Quieren recuperar la validez de los acuerdos del Pacto de Toledo y buscar un pacto de Estado que apruebe una reforma que permita la sostenibilidad del sistema a largo plazo. Pone su atención sobre los autónomos, a los que propone que el cálculo de su pensión se realice sobre toda su vida laboral y que tengan la opción de compatibilizar su trabajo con el cobro del 100% de la pensión si quiere mantener su negocio abierto.

Unidas Podemos. Coincide con el PSOE en una subida vinculada al IPC por ley y en la derogación de la reforma del PP. Incrementará las pensiones mínimas y las no contributivas a partir de un mínimo de 750 euros, y establecerá un Ingreso Básico Garantizado a partir de 600 euros. Pretenden derogar el factor de sostenibilidad, que vincula las retribuciones de las pensiones al número de afiliados a la Seguridad Social y la situación del mercado laboral. Aprobarán la jubilación a partir de los 61 años para los trabajadores con 35 años cotizados y que la financiación de la Seguridad Social se cargue a los Presupuestos Generales del Estado cuando las cotizaciones sociales no alcancen. Rechazan de plano las tarifas planas, las bonificaciones y las reducciones de cuotas a la Seguridad Social.

VOX. Impulsará un sistema mixto con carácter voluntario por el que la pensión pública pueda complementarse con otras modalidades de ahorro para la jubilación. Ampliarán las deducciones a la parte privada de este sistema mixto de pensiones, pasando de los actuales 8.000 euros anuales a entre 20.000 y 47.000 euros anuales, y detalla que no sólo se beneficiarán los fondos de pensiones. sino también otro tipo de activos que materialicen el ahorro privado para la jubilación. Para el cálculo de la pensión pública deberá tenerse en cuenta toda la vida laboral del trabajador y que este podrá jubilarse cuando quiera una vez alcanzada la mínima exigible, si bien habrá mayores incentivos en caso de que se decida retrasar la edad de jubilación. También pretenden mejorar la compatibilidad de la pensión de jubilación con actividades profesionales, empresariales o artísticas, o con actividades laborales reducidas que vayan permitiendo el relevo generacional.

Todos, menos VOX, apuestan por medidas de consenso a través de la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso, cuyas negociaciones se deben retomar para garantizar la suficiencia y la sostenibilidad del sistema de pensiones, después de que en febrero el adelanto electoral imposibilitara un acuerdo. Aunque Podemos no rechaza participar en el Pacto de Toledo, sí que pone como condición para sentarse que se negocie la derogación de las reformas laborales de 2011 y 2013.