Glovo revela que el repartidor fallecido trabajaba como ilegal

La plataforma investigará cómo pudo producirse el traspaso a terceros de una de sus licencias.

Los repartidores de Glovo protestaron ayer ante la sede de la compañía en Barcelona
Los repartidores de Glovo protestaron ayer ante la sede de la compañía en Barcelona

La plataforma investigará cómo pudo producirse el traspaso a terceros de una de sus licencias.

Un grupo de repartidores de la plataforma Glovo se concentró ayer ante las oficinas de la compañía en Barcelona para protestar por la muerte de un compañero, atropellado cuando realizaba un servicio, y exigir que el suceso se trate como un accidente laboral provocado por las malas condiciones de trabajo.

Glovo emitió ayer un comunicado oficial en el que reiteraba su «compromiso con la seguridad» y confirmaba que la persona que sufrió el accidente no estaba registrada como repartidor en su organigrama, por lo que creen que pudiera estar utilizando la cuenta de un tercero, «algo que es ilegal». La plataforma aseguró que tiene contratado un seguro privado que cubre a toda su plantilla durante su actividad laboral, y confirmó que, a pesar de que el fallecido no está reconocido como uno de sus repartidores, asumirán los mismos gastos que hubiera cubierto el seguro con el que cuentan. La compañía ha puesto toda esta información en manos de los inspectores, e iniciará una investigación interna para aclarar cómo pudo producirse el traspaso ilegal de la licencia de la plataforma.

Sin embargo, los repartidores siguen vinculando directamente este suceso a la empresa por la falta de formación en prevención de riesgos laborales y por su situación de autónomos en vez de trabajadores por cuenta ajena, que les lleva a extender la jornada laboral desproporcionadamente en busca de cumplir con sus objetivos.

Precisamente, tanto UGT como CC OO reclamaron ayer a entidades como Deliveroo, Glovo, Stuart o Uber Eats que dejen de considerar trabajadores autónomos a sus repartidores y los contraten en el régimen general, además de pedir a Inspección de Trabajo que investigue lo ocurrido, en lo que consideran un «accidente laboral».

El despacho de abogados Colectivo Ronda, implicado en la defensa legal de varios colectivos de «riders», acusó ayer a «las plataformas de estar sometiendo a los trabajadores a una situación de peligro constante, por lo que, si las cosas siguen así y no actúan en el aspecto preventivo, nos encontraremos cada vez más a menudo con sucesos de este tipo», declararon a Efe.

Glovo pide que se denuncie a los que trabajen en la ilegalidad para proceder a una «inmediata y permanente cancelación de la cuenta implicada».