MENÚ
sábado 21 septiembre 2019
01:03
Actualizado

La cosecha de pipa de girasol será inferior a la mitad del consumo

La producción española se quedará en unas 600.000 toneladas. Los agricultores consideran que los precios este año han sido aceptables

  • La producción de pipa de girasol en Andalucía será este año de 230.000 toneladas
    La producción de pipa de girasol en Andalucía será este año de 230.000 toneladas /

    Reuters

Tiempo de lectura 2 min.

18 de agosto de 2019. 21:40h

Comentada
César Lumbreras 19/8/2019

ETIQUETAS

La cosecha de pipa de girasol en España será este año de unas 600.000 toneladas, según las estimaciones que manejan en Asaja Sevilla, una de las provincias con mayor producción. De esa cantidad total, 230.000 toneladas corresponderán a Andalucía, donde la siega se puede dar por finalizada ya. Estos resultados son inferiores a los del año pasado, cuando se recogieron 330.000 toneladas. Durante los últimos años este cultivo ha ido a menos debido a su baja rentabilidad. Hubo momentos en los que la cosecha española superó el millón de toneladas.

Los resultados en Andalucía han sido muy desiguales en cuanto a rendimientos con una media de 1.000 kilos por hectárea. Las tareas de siega se concentran ahora en Extremadura y en pocos días comenzarán en las zonas más tempranas de Castilla-La Mancha, hasta terminar dentro de un mes aproximadamente en Castilla y León, donde este año la campaña viene más adelantada en relación con los anteriores.

Según fuentes de la citada organización agraria, los precios este año han sido aceptables, especialmente en el caso del alto oleico, que ha llegado hasta los 480 euros por tonelada. Precisamente, esta categoría registró un importante descenso la pasada semana en la Lonja de Sevilla. La producción de girasol en España es muy inferior al consumo, que asciende aproximadamente a 1,4 millones de toneladas.

Mientras tanto, la campaña de siega del maíz está a punto de comenzar en esta misma comunidad autónoma y las perspectivas son, en principio, buenas. La recolección de este cereal se prolongará en España hasta principios del año próximo, cuando acabe en la provincia de León, una de las más importantes desde el punto de vista de la producción. Al mismo tiempo, en estos días acaban las tareas de siega de los cereales de otoño-invierno (trigo, cebada, centeno, avena y triticale) en las zonas más tardías de las provincias de Huesca, Álava y la Comunidad Foral de Navarra. Estas labores se iniciaron a mediados de mayo en Andalucía. A la espera de conocer la cifra final de producción, se puede avanzar que el recorte de la cosecha será superior al 30 por ciento en relación con las cifras que se alcanzaron el año pasado. La zona con peores resultados ha sido el sur de Castilla y León.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs