La implicación y formación de los empleados, claves del éxito digital

Sólo un 6% de las empresas realiza cursos de formación sobre redes sociales para este colectivo.

Una minoría de empresas (13%) reconoce encontrarse en una etapa muy avanzada del proceso de digitalización y sólo un 6% de directivos realiza cursos de formación en redes sociales cursos de formación en redes sociales.

Casi todo en la vida funciona a golpe de un clic en el teclado del ordenador o de cualquier dispositivo móvil. No hay nada que no se consulte o se pueda comprar a través de internet, desde la comida de nuestra mascota a las ofertas de empleo. Nuestra imagen como marca se encuentra en internet y las redes sociales, como Facebook o Twitter , se convierten en la correa de transmisión de nuestro modelo de negocio, por eso hay que estar presente en ellas pero de manera activa. Hace unos años el mundo era aparentemente más sencillo, pero ahora en la era digital, las compañías, si no quieren desaparecer, tienen que acelerar el paso y transformar todo su negocio en virtual. Si las organizaciones no se suben a la ola de esta transformación, se esfumarán. Un cambio que tiene que venir de la mano de los departamentos de Recursos Humanos a través de la formación de empleados y empleadores, porque el reto es de todos. De momento una minoría de empresas reconoce encontrarse en una etapa muy avanzada del proceso, tan sólo un 13%, según una reciente encuesta elaborada por Íncipy e Inesdi, en colaboración con la Asociación Centro de Dirección de Recursos Humanos, a más de un centenar de empresas españolas. «Un dato que demuestra que en España llegamos tarde respecto a otros países y en especial en Estados Unidos, donde las empresas llevan años diseñando planes estratégicos de transformación digital», afirma Antonio Fernández Aguado, vocal de la junta directiva de la Asociación Centro de Dirección de RR HH.

Miedo

Los expertos aseguran que las barreras de entrada son muchas porque en las empresas existe aún ese miedo a la tecnología. «Cuando hablamos de transformación digital no se trata sólo de tecnología sino de profesionales con competencias digitales», explica Ana Sánchez-Blanco, directora académica de Inesdi, Digital Business School. «Se requiere de perfiles nuevos. Matemáticos, ingenieros, personas que entiendan muy bien el negocio, que sepan no sólo analizar datos sino darles inteligencia, lo que permitirá tomar decisiones estratégicas. Todas las tarjetas o dispositivos dejan información y nadie la está analizando en su totalidad. El analista de los datos o «big data» es la profesión de moda», apunta esta experta. Sin embargo el 90% de las empresas encuestadas que utiliza un software específico de Recursos Humanos lo centra sólo en automatizar los procesos clásicos como gestión de reclutamiento, administrar información, compensación, beneficios, etc. y sólo un 15% utiliza el «big data» para recursos humanos. Las redes sociales ya no son sólo la ventana en la que miran los candidatos para buscar oportunidades de empleo, por lo tanto las empresas no tienen que utilizarlas exclusivamente para captar y seleccionar talento, como hace el 66% de ellas, sino para mejorar la reputación de su marca («employer branding») en los nuevos entornos digitales. Es la asignatura pendiente de la mayoría de las empresas españolas. Sólo un número muy reducido de ellas (30%) cuenta con una web de empleo adaptada a las tendencias digitales, una estrategia adecuada en las redes sociales (28%) para atraer talento e iniciativas para implicar de forma activa a los empleados (19%).

Un ejemplo de empresa que sí se apuntó a esa transformación digital hace cinco años en el apartado de selección de personal fue Acciona. «La clave está en dotar de contenidos atractivos la web, para que el candidato perciba que es una buena compañía en la que trabajar. Nosotros entendimos que a través de lo digital se capta talento», explica Rafael Rodríguez, su «head of digital Marketing». Esa diferenciación digital le dio a la compañía una gran reputación como empleador con un canal de empleo que genera el mayor tráfico de la web.

La transformación digital tiene que ser transversal en toda la compañía, que implique a toda la organización, explica Mireia Ranera, directora de HR2.0 Íncipy. Sin embargo los canales digitales más habituales de comunicación interna siguen siendo los de carácter unidireccional: intranet o portal del empleado (84%), «newsletters» o revistas on-line. Con una clara tendencia por parte de las empresas más avanzadas (33%), de innovar con herramientas más horizontales y colaborativas como las redes sociales corporativas o blogs, donde la comunicación multidireccional destaca sobre la bidireccional, explica Ranera.

«El cambio cultural ya está aquí y las organizaciones tienen que empezar a completar su digitalización», explica Teresa Niubó, directora de RR HH de Affinity Petcare y ejecutora de la transformación digital de esta multinacional de comida para mascotas. Y aunque los programas formativos en habilidades digitales para empleados va aumentando (42%), en el ámbito de directivos, queda mucho por hacer. Sólo un 6% de las empresas realiza cursos de formación sobre redes sociales para este colectivo.

Luis Ferrándiz, socio responsable de Servicios Digitales de KPMG en España, afirma que «ésta es una de las asignaturas pendientes. Así como casi la mitad de las empresas están formando ya a sus empleados, sólo un porcentaje muy pequeño de los directivos está capacitándose para abordar la digitalización». Un 56% de los directivos españoles cree probable que su empresa se transforme en los próximos tres años en una entidad significativamente diferente.