Economía

Los empresarios catalanes piden una rebaja fiscal para atraer inversores

Cataluña es la región con mayor número de impuestos, pero apenas recauda un 1% más que la media.

Cataluña es la región con mayor número de impuestos, pero apenas recauda un 1% más que la media.

Publicidad

La elevada presión fiscal en Cataluña es un serio problema para la región. Aleja a los inversores y al talento, ahuyentados por los altos tipos impositivos. La patronal Fomento del Trabajo ha elaborado un informe que compara la fiscalidad catalana con la del resto de regiones y sus conclusiones le han llevado a solicitar la rebaja de algunos impuestos y que la comunidad equipare con Madrid tributos como el de Patrimonio o el IRPF para mejorar su competitividad. Fuera de lo estrictamente fiscal, la patronal catalana instó al Gobierno la necesidad de abordar la lucha contra la economía sumergida en un plan a cuatro años. Según los cálculos del organismo, los ingresos ascenderían hasta los 100.585 millones de euros en ese periodo de tiempo, mientras que a partir del cuarto año se lograrían unos ingresos de 40.234 millones de euros anuales.

Respecto al Impuesto de Patrimonio, Fomento pide su supresión o bonificación del 100%, ya que considera que su contribución al sistema fiscal es mínima y «disuade y distorsiona la actividad económica». En el IRPF, el organismo subraya las diferencias que existen entre las distintas comunidades autónomas. Cree que es necesario rebajar los tipos, tanto para las rentas altas (48%) como para las bajas (21,5%), ya que Cataluña se sitúa entre las regiones con los tipos más elevados. En concreto, Fomento del Trabajo propone situarlos al nivel de las comunidades más dinámicas, entre el 18,5% y el 43,5%.

Otra de las rebajas fiscales que pide la patronal es en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que se situaría en el 5% para los parientes próximos y en el 10% para el resto; o en el Impuesto sobre Sociedades, donde sería «imprescindible» establecer un tipo más reducido del 15% para las pymes y eliminar el pago mínimo. Por otro lado, Fomento anima a que se revisen los impuestos propios de la Generalitat. Cataluña es la comunidad autónoma que tiene más tributos propios, 18 en total, pero la recaudación es apenas un 1% superior a la de la media del resto de las regiones (3,2% frente al 2,2%).

Otro de los impuestos que la patronal propone eliminar es el de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Además, como medidas para atraer talento, pide ampliar a 10 años, igual que en Portugal, el plazo para el tratamiento de no residentes, por el que se les aplica un tipo impositivo del 20% para las rentas generadas en la región. También propone fijar el tipo de IVA reducido (del 10%) para actividades como gimnasios, servicios básicos (agua, gas y electricidad) o parques de atracciones; y el superreducido (4%) para los sectores de la carne y la pesca y para los servicios sociales de dependencia del sector privado.

Publicidad