Política

Moody’s congela la nota de España ante el avance de Podemos

Ve «un círculo virtuoso» que amenaza la incertidumbre política del país

La Razón
La RazónLa Razón

Podemos sigue suscitando recelos entre los inversores y analistas internacionales. La última en sumarse al escepticismo ha sido la agencia de calificación de riesgos Moody’s

Podemos sigue suscitando recelos entre los inversores y analistas internacionales. La última en sumarse al escepticismo ha sido la agencia de calificación de riesgos Moody’s. En su última nota sobre España, asegura que «lo impredecible del panorama político es el principal riesgo para 2015». Y la incertidumbre, prosigue, ha crecido a medida que se acercan las elecciones por la «súbita irrupción del partido de izquierdas y antisistema Podemos» una vez que las encuestas le otorgan un 25% de los apoyos, con los que ha superado al Partido Socialista y compite con el Partido Popular, concluye.

La inestabilidad política que ha introducido Podemos podría poner en riesgo la pujante recuperación española, que Moody’s se atreve a calificar de «círculo virtuoso». El crecimiento económico está permitiendo una mejora del mercado laboral, que se ha traducido en un incremento de puestos de trabajo del 2,5% en el último cuarto de 2014 en términos interanuales. «Esto está soportando el consumo privado, mientras que las hipotecas se beneficiarán en 2015 de los recortes de los tipos de interés», concluye Moody’s.

La agencia de calificación de riesgos ya decidió retrasar la revisión de la calificación de España hasta el próximo 19 de junio, una vez que se hayan celebrado las elecciones municipales. Moody’s reconocía los enormes progresos de la economía española, pero también advertía de la incertidumbre política. En su nota de ayer, la agencia recuerda que la calificación de España se sitúa en un aprobado (Baa2) y afirma que la perspectiva es positiva, al tiempo que señala la mayor contribución de la demanda interna al PIB español y calcula que el déficit público se irá reduciendo próximamente.