Economía

Moody's rebajará la nota a España si se deroga la reforma laboral y de las pensiones

La agencia de calificación subirá la nota de España si se mantiene un crecimiento "robusto"y se controla la deuda pública

La agencia de calificación subirá la nota de España si se mantiene un crecimiento "robusto"y se controla la deuda pública

Publicidad

La agencia de calificación Moody’s no ve claro el proyecto económico que tiene previsto el próximo Ejecutivo español, y así lo ha reflejado en su último informe. En él alerta de una posible rebaja del rating soberano de España, actualmente situado en Baa1 con perspectiva estable –lo que se traduce en un aprobado alto– si se derogan los elementos más importantes de la reforma laboral y de las pensiones y no se pone coto a la deuda pública –que se situó en el 97,1% del PIB a finales de 2018–. Este ratio se disparará con la nueva política de aumento del gasto social, como pretende el presidente en funciones Pedro Sánchez.

Además, Moody's cree que nuestra economía tiene un lastre añadido por culpa del déficit estructural, el mayor de la zona del euro. Esto provoca que las finanzas públicas «sean particularmente vulnerables en la próxima desaceleración económica», cita el informe, que insiste en que «un panorama político fragmentado con sucesivos gobiernos minoritarios» no ayudará a una mejoría de la situación.

Sin embargo, no todos son malos augurios para nuestra economía. Moody’s también entiende que el perfil crediticio de España refleja la «recuperación sostenida» y el incremento en la competitividad experimentado en los últimos años. La agencia explica que la economía española ha mostrado más capacidad de resistencia de la que ella misma preveía, por lo que mejorará la calificación si continúa así, incluso con la ralentización de la economía europea.