MENÚ
domingo 20 mayo 2018
11:24
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

¿Qué piensa Donald Trump de los minicréditos?

  • El presidente de EE UU Donald Trump
    El presidente de EE UU Donald Trump / Reuters

Tiempo de lectura 5 min.

19 de julio de 2017. 17:14h

Comentada
14/7/2017

Los minicréditos llevan años siendo el centro de controversias en Estados Unidos. Los , que se traducen literalmente como “préstamos del día de la nómina”, estaban encaminados a contar con una mayor regulación impulsada en 2008 por Obama. Pero la orden de revisión de la Ley Dodd-Frank y la intención de neutralizar la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB por sus siglas en inglés) firmada por el presidente Donald Trump en febrero ha puesto en tela de juicio las nuevas normativas que se querían exigir a los minicréditos y al sector financiero en general, tal y como informan desde el comparador de préstamos de HelpMyCash.com.

- ¿Cuáles eran las medidas propuestas bajo el mandato de Obama?

De acuerdo con el Centro de Innovación de Servicios Financieros, cada año 12 millones de americanos piden minicréditos y 7 de cada 10 solicitantes lo hace para pagar gastos recurrentes. De hecho, la CFPB asegura que el 80 % de las solicitudes se realiza solo dos semanas después del reembolso del minicrédito anterior. Por ello Obama quería, con la nueva propuesta de regulación, cubrir dos campos en torno a la solicitud de estos productos: la prevención y la protección.

Las propuestas preventivas se basaban en la evaluación del nivel de solvencia de los solicitantes, exigiendo a las entidades que se asegurasen de que sus usuarios pudiesen reembolsar los minicréditos sin tener que refinanciarlo y sin que ello supusiese un grave desequilibrio para sus finanzas. Además, también se exigía la obligatoriedad de esperar un mínimo de dos meses entre solicitudes, una medida que acabaría con la utilización de este tipo de préstamos para gastos recurrentes. En cuanto a las medidas de protección, la principal propuesta pedía la prohibición de cobrar los créditos por domiciliación bancaria y sin previo aviso, algo que hace que los solicitantes se queden en descubierto cuando no disponen de fondos suficientes en sus cuentas.

- ¿Qué quiere hacer Trump con respecto a los minicréditos?

No es ningún secreto que Donald Trump estaba en contra de esta ley. Durante su campaña prometió varias veces reemplazar la ley Dodd-Frank, que además de afectar a los minipréstamos, también aumenta los requisitos de capital de las entidades bancarias y restringe su negocio. Sean Spicer, el portavoz de la Casa Blanca, aseguró que “tenemos una necesidad desesperada para reformar cómo nos enfrentamos a la regulación financiera (...). La ley Dodd-Frank es una política desastrosa que está entorpeciendo los mercados y reduciendo la disponibilidad de crédito”. Es por esto que una de las primeras órdenes firmadas por el presidente de Estados Unidos es una revisión integral de la ley, aunque para eliminarla completamente deberá contar con el respaldo del Congreso.

Además, el deseo de despedir al presidente de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, el organismo que se encarga de proteger a los usuarios de prácticas financieras abusivas, también ha hecho saltar las alarmas. En Estados Unidos, el Congreso puede crear agencias independientes, como la CFPB, cuyos miembros no pueden ser despedidos por el presidente. Sin embargo, a diferencia de otros organismos en los que la dirección está en manos de un grupo, la CFPB solo la dirige una persona, lo que para Trump es una razón suficiente para que la oficina pase a someterse al control presidencial.

Aunque por ahora tendremos que esperar a la decisión del Congreso para ver si se revocará la ley Dodd-Frank y se neutralizará la CFPB. De todas maneras, no parece que este sea el camino que se seguirá, pues según los datos publicados por el Centro de Innovación de Servicios Financieros, el 75 % de los estadounidenses está a favor de que aumente la regulación de los minicréditos.

- ¿Tenemos el mismo problema en España?

De acuerdo con los expertos de HelpMyCash.com sobre las condiciones de los minipréstamos en España, al contrario que en Estados Unidos, todas las entidades deben realizar análisis crediticios previos a la aprobación de las solicitudes con el objetivo de garantizar que el solicitante pueda reembolsar sin problemas el préstamo en el plazo acordado y sin que ello desequilibre su economía. Además, el reembolso de estos productos se tiene que hacer por transferencia o por ingreso en efectivo, a veces incluso por pago con tarjeta como si se tratase de una compra online, como ofrece el minicrédito QuéBueno a sus clientes, pero nunca por domiciliación bancaria, ya que en caso de que no contásemos con los fondos para efectuar el abono, nos dejaría en descubierto.

Con respecto a la regulación, aunque sí que es cierto que una normativa más adaptada a este tipo de productos sería beneficiosa para todos, los minicréditos están regulados por la Ley 22/2007 del 11 de julio sobre la comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores y, cuando estos créditos son superiores a los 200 euros, también se les aplica la Ley 16/2011 de contratos de crédito al consumo. Además, muchas de estas compañías como Vivus, con el que podemos obtener hasta 300 euros gratis o Dineo, que cuenta con la misma oferta para nuevos clientes, son socias de la Asociación Española de Micropréstamos (AEMIP), una organización sin ánimo de lucro que se encarga de autorregular el sector y de hacer cumplir su código de buenas prácticas entre estas empresas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs