Actualidad

Renault y Fiat intentan resucitar su fusión

Ambas compañías estudian fórmulas para retomar las conversaciones en medio de la rebelión de Nissan, que duda de su alianza con el gigante francés

Logos de Renault y Fiat / Foto: Reuters
Logos de Renault y Fiat / Foto: Reuters

Ambas compañías estudian fórmulas para retomar las conversaciones en medio de la rebelión de Nissan, que duda de su alianza con el gigante francés.

Renault y Fiat no lo dan todo por perdido. Pese al primer acercamiento fallido en la búsqueda de una fusión entre ambas, fuentes cercanas a sus cúpulas, citadas por Reuters, confirmaron que se estarían buscando fórmulas para resucitar su plan de fusión y, así, obtener la aprobación de Nissan para este acuerdo. La compañía nipona ya dijo recientemente que se abstendría de votar sobre la fusión después de que ambas multinacionales culparan al Gobierno francés por el fracaso de ese acuerdo.

Y en medio de todo ello, un nuevo frente se ha abierto en el organigrama interno de Renault, no se sabe a ciencia cierta si por la fusión o por una mera lucha de poder. Lo que queda claro es que Nissan está a disgusto desde hace tiempo, y así lo dejó claro ayer su consejero delegado, Hiroto Saikawa. La empresa japonesa lleva meses trabajando en la reforma de su estructura interna, tras el cese como presidente de Carlos Ghosn a raíz de su detención por supuestas irregularidades financieras, y buscaba generar un modelo corporativo con contrapesos que asegurara una "robusta"dirección de la firma.

La decisión de última hora de Renault de no participar en la votación de la próxima junta general de accionistas en la que se iba a decidir la creación de tres comités para mejorar el control y el gobierno corporativo ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Saikawa ha calificado como "lamentable"esta decisión y amenaza con “consecuencias” graves si no se adoptan medidas urgentes de corrección. Nissan señaló que las enmiendas que se votarán en la junta son necesarias para una transición hacia una compañía con tres comités (nombramientos, compensaciones y auditoría), con el fin de aumentar el control, y evitar casos como los del anterior presidente y consejero delegado, el francés Ghosn.
Tras la investigación interna que detectó una mala conducta por su parte, Nissan estableció un comité especial para mejorar la gobernabilidad, que estaba dirigido y compuesto por asesores externos. Dicho comité especial entregó una serie de recomendaciones y, sobre ellas, Nissan votó por unanimidad pasar de ser una firma con auditores legales a una con tres comités estatutarios, como parte de su objetivo de evitar nuevos casos como el de Ghosn. Ahora todo está a la espera de lo que decida finalmente Renault.