Repsol gana 639 millones de euros en el primer semestre

Todas las áreas de negocio de la petrolera registran resultados positivos en el periodo

Repsol ha sorteado el complicado primer semestre del año con un beneficio de 639 millones de euros, un 39,3% inferior al que registró en el mismo periodo de 2015, según informó ayer la firma

Repsol ha sorteado el complicado primer semestre del año con un beneficio de 639 millones de euros, un 39,3% inferior al que registró en el mismo periodo de 2015, según informó ayer la firma. El resultado se ha visto afectado por la falta de extraordinarios que sí logró en 2015 –500 millones de la compensación por la expropiación ilegal de YPF– y por la provisión de 346 millones que la compañía ha hecho para financiar el plan de reestructuración de su plantilla aprobado para los próximos tres años. El beneficio neto ajustado fue de 917 millones de euros, frente a los 1.240 de 2015.

Para la petrolera, han sido meses duros por el hundimiento de los precios de sus materias primas de referencia, el petróleo y el gas. El crudo Brent cayó un 31%, mientras que el West Texas lo hizo un 25%. En el mercado del gas, el índice Henry Hub se desplomó un 28%. A pesar de esta difícil coyuntura, todas las áreas de negocio de Repsol lograron beneficios, incluida la de «upstream» –exploración y producción–, que arrojó pérdidas el año pasado. El resultado neto ajustado de esta división fue de 63 millones. Repsol atribuye la mejora al «programa de eficiencia, del que se están derivando mayores ahorros de costes y menores gastos exploratorios». A ello se sumó el impacto positivo de los tipos de cambio y el aumento de producción del 60%, hasta los 705.500 barriles diarios, que registró en el periodo. La incorporación de los activos de Talisman ha sido fundamental en este salto productivo. También le ha permitido recortar sus gastos en exploración, pues, con la incorporación de estos campos, la petrolera ha cubierto con creces sus necesidades de incremento de producción, con lo que ha ahorrado importantes recursos en buscar nuevos pozos en un momento de precios bajos que permiten pocas alegrías inversoras.

En cuanto al «downstream» –química y refino–, sus resultados se mantuvieron en línea con los logrados hace un año: 934 millones de resultado neto ajustado, frente a los 973 de 2015. El margen de refino de Repsol se situó en 6,4 dólares por barril, 2,5 dólares menos que en 2015, influido por los precios internacionales. El área también sufrió los efectos de las paradas de mantenimiento programadas para los complejos de Cartagena y Tarragona.

El resultado que le aportó su participación en Gas Natural Fenosa, compañía de la que Respol posee un 30%, fue de 195 millones de euros, frente a los 227 millones de 2015. En la conferencia con analistas, el director financiero de Repsol, Miguel Martínez, evitó concretar si entrará en el plan de desinversiones en el que la empresa «sigue trabajando». «Es una opción», se limitó a declarar.