Sareb, el banco malo, ingresa 3.800 millones de euros en 2013

El presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy (d)
El presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy (d)

Los ingresos de Sareb, el banco malo, superaron los 3.800 millones de euros en 2013 y ello permitió a la sociedad inmobiliaria amortizar en efectivo deuda por importe de 1.445 millones, según ha desvelado hoy el presidente del fondo de rescate español, el Frob, Fernando Restoy. Hasta este momento y teniendo en cuenta declaraciones del ministro de Economía, Luis de Guindos, se sabía que los ingresos, contablemente reflejados como flujo de caja bruto generado, de Sareb habían sido superiores a 3.500 millones.

Sin embargo, el máximo responsable del Frob ha elevado hoy esta cifra de ingresos por encima de los 3.800 millones, o sea, 300 millones más de lo inicialmente previsto.

Y es que Restoy ha destacado que Sareb ha ido "intensificando progresivamente su actividad de gestión y enajenación de activos".

La actividad comercial del banco malo, del que el Frob es el principal accionista con una participación del 45 %, ha ido "avanzando rápidamente en la venta de activos inmobiliarios y financieros", ha añadido.

A modo de ejemplo, ha recordado que "una nueva estrategia comercial en el segundo semestre del año"permitió que Sareb lograra vender más de 9.000 activos inmobiliarios en el conjunto de 2013.

Y ello ha ayudado a que los ingresos de la sociedad hayan superado los 3.800 millones y haya podido amortizar en efectivo bonos emitidos en pago de los activos transferidos por importe de 1.445 millones.

Además, hay que tener en cuenta que la previsión de Sareb, según fuentes de la sociedad consultadas por Efe, era amortizar unos 2.000 millones en deuda con cargo a 2013, por lo que aún podría amortizar otros 555 millones en deuda. Algo que posiblemente haga este mismo mes.

Para la sociedad inmobiliaria que preside Belén Romana es clave ir amortizando deuda porque emitió 50.000 millones en bonos avalados por el Estado y que sólo en 2013 le obligó a pagar unos 1.200 millones de euros en intereses.