Se retrasa a 2018 el objetivo de déficit cero para las autonomías

Cristóbal Montoro, durante la rueda de prensa tras la reunión semanal del Consejo de Ministros.
Cristóbal Montoro, durante la rueda de prensa tras la reunión semanal del Consejo de Ministros.

El Gobierno ha decidido conceder un ligero margen a las comunidades autónomas en su proceso de ajuste presupuestario y retrasar a 2018 el objetivo de déficit cero, hasta ahora previsto para 2017.

El Gobierno sigue fiel a sus convicciones y mantiene el objetivo de recorte del déficit al 4,2% del PIB este año y al 2,8% en 2016, y fija las nuevas previsiones para 2017, en el que se prevé un déficit del 1,4% –en vez del 1,1% estimado anteriormente–, y del 0,3% para 2018. Así lo recoge en el Programa de Estabilidad aprobado ayer por el Consejo de Ministros para su remisión a Bruselas. En concreto, la revisión al alza del déficit para 2017 se debe a que se esperaba equilibrio presupuestario para las comunidades autónomas y la Seguridad Social, que, sin embargo, tendrán un déficit del 0,1% y 0,2%, respectivamente. Además, el déficit en 2018 cerrará en el 0,3%, del que dos décimas corresponden a la Administración central y una a la Seguridad Social. En un desglose más detallado, la Administración central mantiene sin cambios sus estimaciones para 2015 y 2016, de tal manera que el Estado tendrá un déficit del 2,9% este año y del 2,2% el que viene, mientras que las comunidades autónomas registrarán unos números rojos del 0,7% en 2015 y del 0,3% al año siguiente. Las entidades locales son las que mejor paradas salen, ya que registrarán déficit cero ambos años, y la Seguridad Social pasará del 0,6% en el presente ejercicio al 0,3% un año después. Según las previsiones del Ejecutivo, España saldrá del procedimiento de déficit excesivo el año que viene, al situarse el saldo negativo por debajo del 3%. En 2018, únicamente el Estado, con un déficit del 0,2%, y la Seguridad Social (0,1%) se mantendrán con números negativos, porque autonomías y ayuntamientos lograrán estar en equilibrio. Lo que sí ha empeorado es la estimación de déficit para 2017, que el Gobierno sitúa en el 1,4%, frente a la previsión del 1,1% del anterior programa de estabilidad.