Educación

Las niñas pueden con todo

El género de una persona no determina su profesión. Hay que educar a las niñas en la idea de creer en sus sueños y no a pensar que sueñan con “cosas de niños”

Existen muchos estereotipos sobre los oficios que son para hombres y los que son para mujeres, las cosas de chicos y las de chicas, y las cosas de niños y las de niñas. Un pensamiento anticuado no puede persistir en una sociedad que quiere avanzar, que quiere evolucionar y que quiere ofrecer igualdad de oportunidades a todos sus integrantes, sin prejuzgar a nadie por su género.

Es un grave error empezar a fomentar estos prejuicios desde pequeños, con cosas muy sencillas, pero que marcarán, seguramente, cómo evolucionarán las perspectivas que esos niños tengan cuando sean adultos. Se puede empezar por esa extraña concepción de que el mandilón rosa es para las niñas y el azul para los niños, en vez de que cada uno elija el color que más le guste. Las muñecas para las niñas y los balones para los niños, en vez de las muñecas para quien quiera jugar a las muñecas y el fútbol para quien quiera jugar al fútbol.

Estas distinciones, que de primeras parecen inocentes, pueden desarrollar en los más pequeños la concepción de que realmente existen determinadas cosas que son solamente para los hombres y otras, de uso exclusivo para las mujeres. Esto representa un problema muy grave para una sociedad cuando se traduce en materia de estudios. Si los futuros profesionales tienen en cuenta su género a la hora de elegir su formación, algo no funciona bien.

Según el Estudio sobre Expectativas Aspiracionales de las Niñas en España, realizado por la Cátedra TMKF (de la Universidad Complutense) y Barbie, las niñas dejan de soñar con ciertas profesiones a partir de los 7 años. El estudio se realizó entre niños y niñas menores de 10 años con diferentes técnicas en grupo. Con los resultados se observó que muchas niñas sueñan con dedicarse a profesiones normalmente ocupadas por hombres, como ingenierías o estudios de ciencias; pero, piensan que van a tener más dificultad en alcanzarlo que los niños. Este cambio de mentalidad se produciría a partir de los 7 años, cuando las niñas empiezan a darle importancia a la opinión social y su voz referente ya no es solamente la de sus padres.

Por eso, es de vital importancia que desde la sociedad no se influya de forma negativa en los sueños de futuro de las niñas, sino más bien todo lo contrario, que se promueva y fomente que éstas puedan seguir confiando en sí mismas para llegar tan lejos como hayan soñado, en términos de éxito profesional.

Inspiring girls

Para apoyar a las niñas en su desarrollo como mujeres, enseñarlas a confiar en sí mismas y empoderarlas, existen diferentes asociaciones, entre las que destaca Inspiring Girls International, dedicada a aumentar la autoestima y la ambición profesional de niñas de todas partes del mundo, ofreciéndoles la oportunidad de conocer a otras mujeres “role model”.

Tal y como se puede observar en la página web de la asociación, sus objetivos son “mostrar a las niñas en edad escolar la amplia variedad de profesiones y trabajos que existen, sin que el hecho de ser mujer suponga ninguna limitación, si se basan en el trabajo y el esfuerzo, e inspirarlas para que aumenten sus aspiraciones.”

Para realizar estas labores en España, siguen una estrategia muy local: mujeres españolas manteniendo charlas con niñas españolas sobre los temas que competen a la mujer y su trabajo en nuestro país. Creen que el cambio real para esas niñas se conseguirá con ejemplos de mujeres de su mismo país, a las que normalmente no tienen acceso, pero que a la vez son cercanas. Su meta es que “todos los días y en cualquier lugar de España haya mujeres visitando colegios y compartiendo con las alumnas su experiencia.”

Además, la asociación explica que es un grupo descentralizado: “Inspiring Girls International coordina sus esfuerzos en todos los países en lo que se implanta el proyecto, facilitando recursos y know how (habilidades). La puesta en marcha de la campaña en cada país es liderada por cada organización nacional y las mujeres “role model” de cada país, pues son las verdaderas conocedoras de las necesidades e intereses de las niñas de su país. En España, la Fundación Inspiring Girls es totalmente independiente y autónoma”.

Inspiring Girls Club

Inspiring Girls España, que cuenta con la colaboración de Banco Santander, tiene una nueva iniciativa en nuestro país, el Inspiring Girls Club o CLUB IG. Este club se dirige a niñas de entre 10 y 15 años, que van a poder participar en talleres de tecnología y otras actividades. De momento, solo se desarrollará en Madrid, pero se espera que próximamente se celebre también en otras ciudades de España.

Desde la asociación aseguran haber lanzado esta iniciativa porque “muchas de las chicas que ya han participado en eventos de Inspiring Girls y han asistido a talleres (de robótica, de programación de chips y arduinos, de ciberseguridad) nos han comentado que les encantaría repetir, porque es un tema que les interesa y con el que se lo pasan genial. También, algunos padres y profesores han contactado con Inspiring Girls para preguntarnos cuándo organizamos el próximo taller.” Los talleres son un viernes al mes, en horario de tarde y durante el curso escolar.

Este tipo de iniciativas son imprescindibles para concienciar a las niñas de que lo más conveniente no pasa siempre por hacer caso a la opinión pública de la sociedad, sino que a veces hay que cambiar esa opinión y demostrar que es errónea, que las niñas, al igual que lo niños, tienen la capacidad de desarrollar su carrera profesional en cualquier ámbito.

Descubre con nosotros más historias que impulsan el futuro.