Coronavirus

Fase 1: Los colegios tendrán que desinfectar los aseos seis veces al día y ventilar al menos cinco minutos

Los centros abren para desinfección y tareas administrativas. Los directores determinarán qué personal debe acudir y vigilar que se haga la limpieza

Aulas vacías
Un profesor en una clase vacía de un colegio de Aranda de Duero (Burgos)PacoSantamariaEFE

Los alumnos no podrán acudir aún a las clases, pero los centros educativos en las autonomías que hayan pasado a la fase 1 abren desde el lunes para realizar labores de desinfección y para realizar tareas administrativas. Así figura en el artículo 18 de la orden que recoge las “condiciones para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional establecidas por el estado de alarma, en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad”.

Durante la realización de estas tareas, “deberá garantizarse una distancia física de dos metros” entre trabajadores. Los directores serán responsables de determinar qué personal docente y auxiliar es preciso que acuda. Y no sólo eso, deberán asegurarse de que “se adoptan las medidas de limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad de uso de los centros”. En las tareas de limpieza “se prestará especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos, perchas, y otros elementos de similares características”, añade la orden.

¿Cuáles son las medidas de higiene a aplicar? Las que se aplican al conjunto de los establecimientos que reanudan su actividad en la fase 1. Y eso incluye el uso de "desinfectantes como diluciones de lejía (1:50) recién preparada o cualquiera de los desinfectantes con actividad virucida que se encuentran en el mercado y que haya sido autorizado por el Ministerio de Sanidad”.

Las instalaciones deberán ventilarse periódicamente “como mínimo, de forma diaria y por espacio de cinco minutos”. Los aseos deberán ser desinfectados como mínimo seis veces al día. Los centros deberán disponer también de “papeleras, a ser posible con tapa y pedal, en las que poder depositar pañuelos” y que deberán ser limpiadas al menos una vez al día, según ha especificado el Ministerio de Educación y FP a través de un comunicado.

Además, en el caso de centro educativos, la orden detalla que “la circulación de personas y la distribución de espacios deberá modificarse, cuando sea necesario” para garantizar las distancias de seguridad interpersonal. En la medida de lo posible, se limitará “el empleo de documentos en papel y su circulación”. Por otra parte, “los lugares de atención al público dispondrán de medidas de separación entre los trabajadores del centro educativo y los usuarios”.

La orden establece que serán los centros los que “deberán proveer a sus trabajadores del material de protección necesario para la realización de sus funciones”.