Raquel Monforte, Gerente de producto y servicios de SM Educamos: “Además de facilitar el aprendizaje en remoto SM Educamos ha conseguido quealumnos y profesores se sintieran acompañados estos meses”

El ecosistema SM Educamos recoge todos los ámbitos principales de un centro educativo en un mismo entorno, lo que facilita el trabajo de todos los actores y genera un espacio digital que facilita la integración de toda la comunidad educativa, pone en marcha nuevos modelos de enseñanza-aprendizaje y genera un sistema de gestión para una toma de decisiones ágiles, basadas en datos.

¿Cómo ha afectado la pandemia a la organización y al modelo de aprendizaje de la escuela?

La pandemia ha afectado a todos los aspectos de la vida: formas de relacionarnos, de estar en contacto con familiares y amigos, de trabajar y, cómo no, en la relación profesor-alumno y centro-familias. Hemos puesto en marcha modelos para que la educación no se pare, y eso implica cambios en la metodología, no solo de presencial adistancia.

El confinamiento llegó de un día para otro, ¿estaban los centros y los profesores preparados para un cambio tan radical en la forma de dar clase?

Nadie estaba preparado para algo así, pero sí es cierto, que los centros educativos estaban ya en un camino de transformación digital empezado en mayor o menor medida, lo que les ha permitido adecuarse rápidamente. Desde SM Educamos hemos acompañado a los centros a poner en marcha aulas virtuales, formas de comunicación, etc..

Muchas familias han acusado una sobrecarga de responsabilidad y de falta de información sobre lo que tenían que hacer ¿qué se puede hacer para que no vuelva a ocurrir?

Es fundamental siempre, y más en momentos de incertidumbre, que la información fluya entre todos los agentes educativos de forma adecuada. En un modelo a distancia como el que hemos tenido es fundamental que los alumnos sepan dónde tienen que acudir para acceder a sus materias, que los padres tengan información de lo que sucede y que los equipos directivos puedan gestionar al claustro en la distancia. Todo todo ello está articulado de forma sencilla dentro de SM Educamos.

¿Os ha enseñado algo nuevo esta situación?

Por supuesto, esta situación ha sido un aprendizaje, y hemos visto la importancia de tener todo disponible en un mismo lugar, con la facilidad de uso de todos los perfiles para evitar que los usuarios se pierdan en diferentes accesos.

Durante estos meses se han disparado las ratios de accesos online y las descargas de contenidos gratuitos para profesores y familias ¿cómo ha sido esa tendencia?

En SM Educamos hemos visto como se duplicaban, y hasta triplicaban algunos días, los accesos, llegando a más de dos millones de usuarios. Hemos estado con los centros generando accesos a los contenidos desde el propio SM Educamos y hemos visto como cambiaba la tendencia de asignaturas visitadas, de ciencias sociales o naturales a matemáticas o lengua.

¿De qué manera ha ayudado la tecnología al bienestar emocional de los alumnos?

El hecho de poder estar en contacto profesores y alumnos a través de entornos colaborativos con los que SM Educamos se integra, como Microsoft Teams o Google Classroom, hace que los alumnos puedan estar acompañados y, si pueden realizar un seguimiento de sus clases de forma sencilla, bajará también su nivel de ansiedad respecto a las asignaturas. Sobre ello, la Fundación SM ha lanzado un estudio para conocer cómo ha afectado la COVID a alumnos y profesores.

¿Están preparados los centros para un modelo mixto o totalmente digital? ¿Cuáles serían las 3 claves a tener en cuenta?

Gracias a este impulso de digitalización de los centros, creo que podrán afrontar mejor los escenarios que se planteen para este nuevo curso. Las tres claves se podrían resumir en: gestión del cambio, cultura del dato y personalización del aprendizaje.

Los docentes llevan muchos años reclamando su reconocimiento a la labor tan trascendental que realizan. ¿Ha salido reforzada su labor a nivel social en estos meses?

Totalmente, los docentes han hecho un esfuerzo enorme para que la educación no se pare, para ponerse al día rápidamente en entornos que antes quizá no dominaban y para preparar unas clases que no tenían planificadas, de la noche a la mañana. Está claro que el docente tiene un papel protagonista en estos nuevos modelos de enseñanza-aprendizaje, como guía y como facilitador del aprendizaje a sus alumnos.

José Ignacio Jiménez Director del Colegio Claret de Madrid: “Las familias han sido las verdaderas responsables del éxito”

El director del Colegio Claret de Madrid, José Ignacio Jiménez, nos cuenta cómo ha sido el año más inusual de su historia y como han preparado el nuevo modelo de aprendizaje de cara al curso 20/21.

¿Si tuviera que resumir en una palabra lo vivido en estos meses, cuál sería?

¡Qué difícil elegir una palabra para todo lo que hemos vivido! Me quedo con reto. Reto de hacer llegar el colegio a las casas, de acompañar el sentimiento, de estar cerca de cada familia.

Siempre se habla de la importancia de la unión de toda la comunidad educativa para conseguir un mejor aprendizaje. ¿Lo hubieran conseguido sin la implicación de las familias?

Sin las familias hubiera sido imposible. Son ellas las verdaderas responsables del éxito, han compatibilizado su trabajo y lo que les hemos pedido desde los colegios, que no ha sido poco. Lo más importante ha sido la comunicación constante con ellas. No hubiéramos podido hacerlo sin contar con un ecosistema como SM Educamos.

¿Cómo ha cambiado la relación con los profesores? ¿Los claustros están más unidos? ¿O la distancia física les ha distanciado?

Sin duda, más unidos. Han hecho un esfuerzo enorme de cooperación y han recibido mucha formación. El apoyo de SM desde el primer momento activando licencias de los libros y poniéndolos a disposición de los alumnos en sus perfiles, la puesta en marcha de los espacios virtuales de aprendizaje y la potencia del Office 365, que lleva integrado, han sido el motor del trabajo colaborativo de un claustro docente alineado para dar lo mejor de sí.

Su centro cuenta con un ecosistema digital que les permite estar comunicados a la vez que ofrece contenidos digitales, ¿cómo ha contribuido a conseguir que la educación no se parase durante estos meses?

Han sido muy importantes los contenidos digitales. Organizarlos en un aula virtual por curso en EVA y contar con Teams nos ha permitido llevar el aula a cada casa. El alumnado ha podido acceder al conocimiento en cualquier lugar y en cualquier momento.

¿Cuáles han sido las principales demandas de las familias?

El rigor académico y la comunicación constante. La rapidez con la que hemos podido resolver las dudas e incertidumbres de esta situación ha sido fundamental para fidelizarles. Un correo o una circular a través de SM Educamos era una manera de dar un poco de estabilidad en una realidad tan cambiante.

¿Y los alumnos? ¿Cómo afrontan un curso tan incierto?

Lo afrontan tranquilos porque ya saben cómo va a ser. Son tiempos para atender las ausencias de sus iguales y el duelo que crea una situación tan dolorosa. Nuestra preocupación es dar la formación y los equipos necesarios para que la brecha digital sea lo más pequeña posible.

www.grupo-sm.com/es/sm-educamos